Lo más visto

Folato (ácido fólico): lo que debes saber

Esta vitamina es indispensable para las mujeres embarazadas.
Enlace copiado
Folato (ácido fólico): lo que debes saber

Folato (ácido fólico): lo que debes saber

Enlace copiado
El ácido fólico, una forma de vitamina B, se conoce igualmente como vitamina B-9 o folato y se encuentra naturalmente en varios alimentos, además, está disponible en cápsulas o suplementos alimenticios. Junto con la vitamina B 12 contribuye a la formación de los glóbulos rojos (su deficiencia causa anemia) y junto con otros tipos de vitamina B ayuda al funcionamiento de los nervios, establece Vidaysalud.com.

Es un nutriente importante para nuestra salud ya que el ácido fólico es indispensable para la síntesis del ADN y el ARN (el material genético que les permite a las células replicarse normalmente, o sea, copiarse). Se necesita para una división celular apropiada y en el crecimiento de los tejidos. Además del ácido fólico que entra en nuestro cuerpo y se metaboliza, también lo podemos encontrar puro o no alterado en nuestro torrente sanguíneo, pero aún no se sabe cuál es su actividad biológica así o para qué funciona.

En un organismo sano el contenido de folato debe ser de entre 10 a 30 miligramos, la mitad se almacena en el hígado y el resto se divide entre los tejidos y la sangre. Si te haces un análisis de sangre, los niveles de ácido fólico normales en un adulto generalmente son de 140 ng/mL a 628 ng/mL (en el suero).

El ácido fólico tiene un papel importante en las mujeres embarazadas, durante todo el embarazo pero especialmente en el primer trimestre, ya que ayuda a evitar defectos del tubo neural (que es parte del sistema nervioso) del futuro bebé.

¿De dónde se obtiene?

El ácido fólico se obtiene normalmente de tus alimentos, aunque es común que en ciertos casos, como si estás embarazada o tienes problemas de malabsorción, por ejemplo, tu médico te recomiende que tomes ácido fólico en forma de suplementos.

En cuanto a los alimentos, el ácido fólico o folato está presente en los vegetales de hoja verde y oscura, frutas, jugos naturales, granos, nueces, arvejas o chícharos, frijoles o habichuelas, lácteos, huevo, carne de res, mariscos, hígado (especialmente), levaduras o coles de Bruselas. En muchos países del mundo los alimentos comerciales, empacados o procesados (como algunos cereales) también están enriquecidos con ácido fólico pues las normas alimentarias de cada país exigen que la gente consuma mayor cantidad de esta vitamina.

Los multivitamínicos habitualmente tienen dosis de 400 mcg (microgramos) de ácido fólico en su combinación, aunque se puede encontrar en mayor dosis en las vitaminas prenatales y en diferentes dosis en suplementos con otro tipo de vitaminas B o solo. Las vitaminas de los niños pueden contener entre 200 a 400 mcg de ácido fólico y para las mujeres embarazadas la dosis debería ser entre 400 a 800 mcg.

En las mujeres que están amamantando la dosis debe ser de unos 500 mcg y si una mujer tiene espina bífida, alguien en su familia tiene o tuvo un bebé anteriormente con este trastorno y quiere embarazarse de nuevo, la dosis aumenta hasta en 4,000 microgramos (10 veces la cantidad convencional). Es importante hablar con tu obstetra, especialmente antes de tomar cantidades tan altas. Cuando se consume con alimentos se absorbe hasta un 85 % del nutriente (al hacerlo con el estómago vacío la absorción aumenta y podría ser aprovechado 100 %).

Tags:

  • ácido fólico
  • embarazo
  • vitamina
  • bebé
  • nutriente

Lee también

Comentarios