Lo más visto

Hábitos para vivir un embarazo saludable

El embarazo es una etapa que la mayoría de las mujeres afronta en positivo. No obstante, las dudas y los miedos pueden influir y desencadenar una sintomatología emocional, que a menudo acompaña a la física.
Enlace copiado
Hábitos para vivir un embarazo saludable

Hábitos para vivir un embarazo saludable

Enlace copiado

Siete de cada 10 mujeres españolas no siguen hábitos diarios correctos de alimentación y ejercicio durante la gestación, según recoge el VIII Estudio CinfaSalud Percepción y hábitos de riesgo en mujeres españolas durante el embarazo, avalado por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia y presentado por Cinfa.

Este estudio, realizado con una muestra representativa de 2,436 madres españolas, muestra que una de cada cuatro gestantes (26.7 %) no adapta sus hábitos alimenticios durante el embarazo, o incluso los empeora.

Además, solo seis de cada 10 evitan los alimentos considerados conflictivos o de riesgo, como los embutidos, lácteos no pasteurizados o carnes y pescados poco hechos. Solo tres de cada 10 (39.8 %) cuidan su hidratación.

Por otra parte, siete de cada 10 (69.3 %) practican ejercicio físico moderado o adaptado a esta etapa, pero tres de cada 10 (30.4 %) no realizan actividad física y un 0.4 % apuesta por el ejercicio físico intenso pese a no estar aconsejado durante la gestación.

El doctor explica que la actividad física aumentará el bienestar de la madre, contribuirá a una adecuada evolución del embarazo y preparará su cuerpo para el parto, facilitando su recuperación.

“Una correcta nutrición y la práctica regular de ejercicio moderado son necesarias para la salud de cualquier persona, pero aún más en el caso de las mujeres embarazadas”, destaca el doctor Julio Maset, médico de Cinfa.

Solo una alimentación variada y equilibrada, libre de alimentos considerados de riesgo y sin consumo de tóxicos como el alcohol o el tabaco procurará al bebé los nutrientes que necesita para su correcto desarrollo.

En este sentido, la investigación revela que existe una mayor concienciación de los riesgos que implican el tabaco y el alcohol, dado que nueve de cada 10 embarazadas evitan estos tóxicos.

Aun así, el 10 % restante es reseñable dados los elevados riesgos que conlleva su consumo para el desarrollo y la salud del bebé.

El estudio revela que el 83.3 % de las mujeres declara haber pasado un buen embarazo a nivel físico, aunque un 95.8 % reconoce haber sufrido algún síntoma.

El cansancio y la somnolencia (64.6 %) son, junto con los trastornos digestivos (55 %), los síntomas más frecuentes entre las encuestadas.

Tras estos se encuentran las náuseas y vómitos (46.6 %); la retención de líquidos y las piernas cansadas (41.6 %); los problemas de espalda y ciática (37.4 %), los altibajos emocionales (37.4 %) y el insomnio (32.1 %).

Dentro del porcentaje de mujeres que experimentan síntomas, una de cada dos tiene más síntomas psíquicos que físicos durante la gestación.

En gran medida, ese malestar emocional tiene su causa en las inquietudes y dudas que la mujer experimenta durante el embarazo.

“Las más habituales son la salud del bebé, el momento del parto y los cuidados del bebé posparto, sobre todo en las madres primerizas”, señala el doctor Maset.

“También hemos visto dudas sobre cómo tomar la medicación, si se pueden tomar medicamentos, si se puede trabajar o no... En cualquier caso, siempre que existan dudas hay que recurrir al médico, al ginecólogo o a la matrona. Nunca hay que quedarse con dudas”, enfatiza.

No obstante, estos miedos disminuyen en mujeres que ya han tenido otro embarazo y también con la edad.

Lee también

Comentarios