Lo más visto

Hospicio médico

Históricamente el concepto de hospicio está arraigado a la idea de ofrecer refugio y descanso, u hospitalidad a los viajeros cansados y enfermos que realizaban viajes largos y difíciles.
Enlace copiado
Hospicio médico

Hospicio médico

Hospicio médico

Hospicio médico

Enlace copiado
En 1967, en Londres, Dame Cicely Saunder fue la fundadora del primer hospicio moderno y quien aplicó por primera vez el término “cuidado paliativo” a la atención especializada a enfermos terminales.

En los hospicios no hay quirófanos para realizar operaciones, pero sí hay personal especializado en brindar ayuda médica y emocional al paciente, que en la mayoría son enfermos con cáncer en etapa terminal que requieren cuidados paliativos, tienen servicio de enfermería y voluntariado, este último es realmente importante ya que son jóvenes con una alta sensibilidad humana para ayudar y ver estos casos tan patéticos, ya que no están entrenados como los médicos u enfermeras para ver la miseria humana que representa ver un enfermo terminal con un cáncer que le ha corroido toda la cara, como lo digo, aún existe en este mundo plagado de violencia personas caritativas con un grado de espiritualidad.

El Hospital Divina Providencia cumple esta misión.

Sin embargo, del Hospital Rosales trasladamos, previa autorización de la dirección del Hospital Divina Providencia y de los familiares que no pueden o no quieren proveer estos servicios en su hogar a los pacientes terminales o incluso algunos que pueden seguir su tratamiento en este.

La verdad es que es loable la función que desarrollan las hermanitas de la caridad con escasos fondos y discretas donaciones, desconozco si tienen subsidio estatal.

El hospicio proporciona un servicio dirigido por profesionales médicos, en coordinación con servicio de enfermería, en todo caso la finalidad del hospicio es permitir que el proceso de la muerte se desarrolle con el mínimo de incomodidad para el paciente, manteniendo la dignidad y la calidad de vida hasta el triste final, la idea del hospicio afirma la vida y considera morir como un proceso natural. Ni acelera ni pospone la muerte.

Por supuesto que al ser un hospital dirigido por madres de la caridad es lógico que tengan un capellán para asistir a los pacientes dándoles un mensaje de esperanza, en último caso dar los santos óleos.

Diariamente la atención primaria es proporcionada por los miembros de la familia, algunos son abandonados a su suerte, a otros se les permite la llegada diaria a proporcionarles vituallas o alimentos, la mayoría de estos pacientes son inapetentes por los efectos de la enfermedad terminal de tal manera que se requiere mucha paciencia y amor para alimentarlos.

Quiero hacer mención que hospicio no es lo mismo que asilo; el Estado, tengo entendido, tiene un asilo de nominado asilo Sara y así como este se encuentran muchos asilos privados. Los chinos, que cuidan a sus ancianos hasta la muerte, la cultura occidental es diferente.

De tal manera que el hospicio respeta el valor y dignidad de cada individuo, no acelera ni pospone la muerte, antepone la calidad de vida a la duración de esta, alivio del dolor en lugar de tratar de utilizar tratamientos curativos, apoyo durante el duelo a las familias y seres queridos después de su partida, además de proporcionar apoyo emocional, espiritual y amparo basados en la necesidad de los pacientes.

Tags:

  • cáncer de próstata
  • dr. ernesto palacios
  • hematooncólogo
  • cáncer

Lee también

Comentarios