Lo más visto

Más de Salud

Hoy te diremos por qué debes incluir avena en tu alimentación

La avena es uno de los alimentos más completos que existen y si se quiere ganar energía para todo el día, disfrutarla en el desayuno le aportará maravillosos beneficios al cuerpo.
Enlace copiado
Enlace copiado
Este cereal es una fuente natural de proteínas, grasas insaturadas, vitaminas y otros importantes nutrientes que, tras ser ingeridos, le aportan maravillosos beneficios al cuerpo. Se puede incluir en la preparación de diversas recetas y así poder disfrutar de todas las propiedades que le aporta a la salud, según el sitio mejorconsalud.com.

Es posible que muchas personas desconocen por qué conviene ingerirla al desayuno, a continuación presentamos algunas de los beneficios que aporta al cuerpo.

Por su alto contenido de fibra soluble, la avena es uno de los mejores apoyos para el buen funcionamiento del sistema digestivo. Su consumo diario ayuda a evitar el estreñimiento y favorece el movimiento intestinal para una correcta eliminación de los desechos.

Gracias al aporte de ácido linoleico y fibra soluble, consumir este alimento reduce los niveles altos de triglicéridos y colesterol malo presente en la sangre.

Estos nutrientes van “limpiando” los depósitos de grasa que se forman en las paredes de las arterias y, por ende, impiden trastornos graves como la arteriosclerosis, el ataque al corazón y los accidentes cerebrovasculares.

La avena es uno de los alimentos más recomendados para los pacientes con desequilibrios en sus niveles de azúcar en la sangre dado que reduce la absorción de glucosa en el intestino.

Su fibra soluble contribuye a estabilizar los picos altos de azúcar, lo cual beneficia significativamente a los diabéticos.

Un desayuno que incluye avena es ideal para prolongar la sensación de saciedad y disminuir el consumo excesivo de calorías.

Sus carbohidratos de absorción lenta ayudan a controlar el apetito y la ansiedad y mantienen el equilibrio en los niveles de azúcar en la sangre.

Al consumir avena todos los días también se puede conseguir interesantes efectos en la pérdida de peso.

Sus nutrientes no solo apoyan el buen funcionamiento del metabolismo sino que reducen el deseo insaciable de comer y la acumulación de grasas y desechos.

Con este fin se puede incorporar en los batidos de fruta, leche o mezclada con yogur bajo en grasa.

Gracias a su alto aporte de vitaminas del complejo B, ingerirla de forma regular es una gran ayuda para mantener un buen funcionamiento del sistema nervioso central.

Este alimento tampoco debe faltar en la dieta de las personas con problemas tiroideos, sobre todo si se trata de hipotiroidismo.

Al contener yodo, un mineral que estimula la producción de hormonas en la glándula, su consumo mejora significativamente la salud y previene problemas metabólicos.

También consumir avena es uno de los mejores apoyos nutricionales que se le pueden brindar al sistema inmunitario del cuerpo. Contiene una sustancia conocida como beta-glucano que ayuda a las células inmunitarias a localizar la infección para eliminar los microorganismos responsables.

Gracias a su aporte de minerales, sobre todo de, silicio, la avena puede ayudar a eliminar el ácido úrico y los líquidos que aumentan el proceso inflamatorio del organismo.

De este modo, comer avena puede prevenir enfermedades como la gota o la artritis reumatoide.

Para nadie es un secreto que el desayuno está considerado como una de las comidas más importantes del día y la avena es uno de los mejores alimentos para empezar el día, no solo por los beneficios mencionados anteriormente, sino porque es una excelente fuente de energía y nutrientes de alto valor.

Aunque se puede disfrutar casi en cualquier momento, los nutricionistas aconsejan añadirla en la primera comida para que sus propiedades actúen a lo largo del día.

Tags:

  • avena
  • desayuno
  • nutrientes
  • comida
  • infección

Lee también

Comentarios