La dieta mediterránea, platos beneficiosos para la salud

La dieta mediterránea comprende un conjunto de alimentos capaces de prevenir trastornos de la salud.
Enlace copiado
En la dieta mediterránea se consumen de forma abundante alimentos de origen vegetal como las frutas y verduras, pero también las legumbres y los frutos secos.

En la dieta mediterránea se consumen de forma abundante alimentos de origen vegetal como las frutas y verduras, pero también las legumbres y los frutos secos.

La dieta mediterránea, platos beneficiosos para la salud

La dieta mediterránea, platos beneficiosos para la salud

Enlace copiado
La dieta mediterránea comprende recetas, celebraciones, costumbres y productos típicos. El objetivo: tener un estilo de vida saludable.

La responsable de Nutrición y Salud de Nestlé, Anabel Aragón, hace un recorrido por todos los recovecos de esta dieta para que la conozcamos en mayor profundidad.

¿Tan beneficiosa es la alimentación? Seguir una alimentación basada en los principios de la dieta mediterránea nos ayuda a prevenir trastornos de la salud en el futuro como, por ejemplo, la hipertensión o el colesterol elevado.

Tenemos que seguir las pautas de una dieta variada y equilibrada tomando en cuenta las recetas tradicionales de las regiones mediterráneas y las raciones recomendadas de la pirámide alimentaria.

Es muy importante la utilización del aceite de oliva tanto para consumir en crudo (en platos como ensaladas o verduras rehogadas) como para cocinar. Es un tesoro porque además de ser muy saludable aporta a las recetas un sabor único.

En la dieta mediterránea se consumen de forma abundante alimentos de origen vegetal como las frutas y verduras, pero también las legumbres y los frutos secos. Es muy importante consumir cinco raciones de frutas y verduras al día, y si además son de temporada, es mejor consumirlas frescas o poco cocinadas para que aporten más nutrientes.

Además, tal y como marca la base de la pirámide alimentaria, se recomienda tomar diariamente alimentos procedentes de los cereales como el pan, la pasta o el arroz. Es mejor optar por los integrales.

Siguiendo con las recomendaciones de los expertos, también cabe destacar un consumo diario de lácteos como la leche o el yogur natural, porque son excelente fuente de proteínas, calcio y fósforo.

¿Qué pautas hay que seguir con la carne? Las carnes con más grasa como las rojas o los embutidos hay que tomarlas de forma ocasional y con moderación. Si puede ser, es mejor que formen parte de recetas en cantidades pequeñas.

Es recomendable el consumo de carnes blancas y menos grasas como el pavo, el pollo o el conejo.

Se pueden tomar en platos a base de verduras, de cereales o de legumbres.

¿Hay alguna otra recomendación a tener en cuenta con el resto de alimentos?

Claro, se recomienda tomar más pescado de lo que tomamos normalmente . Hay que incidir en el pescado azul como las sardinas, el atún o las anchoas.

Los huevos hay que tomarlos con moderación: como máximo 4 grandes o 6 pequeños a la semana.

Además, tampoco debemos olvidar que el agua es la bebida por excelencia en la dieta mediterránea y debería ser siempre la bebida de elección. También es beneficioso hacer ejercicio de forma regular.

¿Han cambiado los hábitos de vida en los últimos años? La mayoría de expertos en nutrición y salud pública aseguran que se ha producido una modificación en los hábitos de vida.

Aunque 7 de cada 10 españoles considera que se alimenta adecuadamente, las cifras nos demuestran que no es efectivamente así.

De hecho, Nestlé ha llevado a cabo un estudio —enmarcado en el observatorio Nestlé— de hábitos nutricionales y estilos de vida de la población española, y estos han sido algunos de los resultados más llamativos.

Tags:

  • dieta mediterránea
  • beneficios
  • salud
  • prevención
  • hipertensión
  • colesterol

Lee también

Comentarios

Newsletter