Lo más visto

La fatiga

La fatiga es un estado que puede afectar a cualquier persona, pero hará más énfasis a aquel estado en el que el cuerpo lucha para poder alcanzar su estado normal de homeostasis causado por el ejercicio y otros factores.
Enlace copiado
La fatiga

La fatiga

La fatiga

La fatiga

Enlace copiado
Generalmente se piensa que solo los deportistas de alta competencia pueden padecer de fatiga, lo cual no es necesariamente cierto, uno de los principales males de los deportistas salvadoreños es la deserción o la falta de cumplimiento en los entrenamientos, lo que hace que estos no sean tan propensos a padecer de fatiga, por eso es posible que estén más propensas todas aquellas personas que tiene objetivos individuales bien marcados como: correr un maratón, un triatlón o simplemente ser amante de actividades físicas intensas como combinar el running con gimnasio, gimnasia u otro programa de entrenamiento en circuito grupal o tipo militar. Si a lo anterior agregamos que usted es una persona que tiene su trabajo secular además de otras metas en la vida, no dude que también puede ser objeto de fatiga.

Puede recibir otros nombres como sobreentrenamiento o síndrome de falta de rendimiento, podría ser que tuviera otras especificaciones, pero una persona secular fácilmente puede identificar ese estado de fatiga.

Las causas que pueden provocar la fatiga son:

Un desequilibrio entre la carga del entrenamiento y el tiempo de recuperación. Cuando usted se autodosifica entrenamientos muy pesados y no toma el tiempo suficiente para recuperarse.

Exceso de carga. Cuando hace muy intenso el entreno, muy pesado o entrenamiento por muy largo tiempo.

Deficiente recuperación. Mal sueño, cuando no toma al menos seis horas para dormir; contracturas, si usted tiene dolores musculares y aun así entrena de nuevo; preocupaciones y estrés, en los casos que su cuerpo tiene que utilizar sus recursos para nivelar su estado de animo y aun así usted sabe que tiene que entrenar.

Mala estrategia alimenticia. Cuando los sustratos que recibe por medio de la alimentación no son los suficientes para poder recuperarse de los entrenamientos.

Enfermedades. Debes estar completamente seguro de que estés sano. Una enfermedad podría ocasionar distracción en los sistemas de reconstrucción y de aviso de dolor muscular.

Causas de fatiga añadidas. Estas causas son situaciones que no necesariamente deberían estar en tu vida, como los viajes, los cuales quitan mucha energía de ti, situaciones emocionales que no te permiten concentrarte plenamente en tu actividad deportiva.

Se debe identificar si tu etapa de fatiga es crónica o aguda. La etapa crónica es la etapa inicial; tendrás problemas únicamente a nivel de la respuesta inmediata de tu cuerpo al ejercicio, por ejemplo dolores musculares o incapacidad de una libre actuación al momento de ejercitarse, lentitud al movilizarse o dolores articulares. Si con el tiempo se continúa presionando al cuerpo y no se toman las medidas necesarias, se caerá en fatiga aguda y a este nivel tendrás dificultad para lograr la adaptación física que buscas con el entrenamiento. Se te dificultará disminuir tus tiempos en la resistencia aeróbica o verá disminución en tu fuerza y rendimiento.

La clave para combatir la fatiga, además de tomar en cuenta la prevención de los factores que la desencadenan, es tener una adecuada periodización de las sesiones de entrenamiento, saber moderar el volumen y la intensidad de las mismas.

Tags:

  • lic. fabrizzio hernández
  • entrenador profesional
  • fatiga
  • salud

Lee también

Comentarios