Lo más visto

La función principal del implante de rodilla es quitar el dolor

La operación cuesta alrededor de $10,000 en El Salvador, es un 99 % exitosa y promete quitar el dolor de los pacientes. En breve destacamos de qué trata la prótesis de rodilla.

Enlace copiado
La función principal del implante de rodilla es quitar el dolor

La función principal del implante de rodilla es quitar el dolor

Enlace copiado

La prótesis de rodilla promete erradicar el dolor del paciente por medio de un implante artificial, que tiene como función sustituir las superficies articulares de la rodilla que se encuentran gastadas por el tiempo, explicó el ortopeda y traumatólogo del Hospital de Diagnóstico doctor Carlos E. Campos.

"El desgaste se produce por el tiempo, por el uso de la articulación, el cual puede estar acompañado de una enfermedad artrósica. Además, la artritis reumatoide puede favorecer a esto, pero, en la mayoría de los casos es por una cuestión de desgaste", explicó Campos.

Además, añadió que si alguien utiliza mucho la rodilla con el tiempo se desgasta el cartílago que la recubre, lo cual va produciendo deformidades que se convierten en "un doloroso escenario para los pacientes".

"El implante que se conoce como prótesis de rodilla tiene un componente que va en la tibia, la porción debajo de la rodilla; el fémur, que es la porción alta de la rodilla, y la rótula", compartió. Campos asegura que la idea es sustituir las superficies que están en fricción para que el dolor se vaya por completo.

"Este procedimiento es algo de la edad, es decir que no se ve en pacientes jóvenes. La persona debe tener menos de 50 años; sin embargo, hay casos especiales donde existen enfermedades congénitas, lo cual hace necesario que se coloque una prótesis cerca de los 40 años. La función principal del implante es quitar el dolor, ese es el signo de alarma más importante en el paciente", explicó.

Es importante resaltar que no todas las personas en edad avanzada necesitarán una prótesis de rodilla. "Muchas veces se pueden ver pacientes de 80 años con una rodilla panda, pero que andan caminando con normalidad y no sienten dolor, porque el cuerpo se ha adaptado a esa deformidad y la hace funcional. Sin embargo, si el paciente está con dolor en la rodilla, aunque esta no esté deforme y tiene desgaste en los cartílagos, es un paciente candidato a la prótesis", detalló el ortopeda.

Asimismo, recalcó que el hecho de realizar deporte, no siempre sugiere un desgaste de cartílago, al contrario, existen personas que nunca han practicado deporte y desarrollan artritis severas, "pero eso ya es genético".

¿Se puede caminar con normalidad?

"La colocación de prótesis se ha realizado en el mundo desde 1970, y en El Salvador, hasta hace unos 15 años", explicó Campos, quien compartió que las técnicas antiguas de colocación podrían favorecer a anomalías al momento de caminar. Sin embargo, el procedimiento que se realiza en la actualidad es totalmente seguro y promete mejorar la calidad de vida.

"Actualmente ya se superó la curva de aprendizaje y el 99 % de pacientes tiene un proceso exitoso. Únicamente el 1 %, puede tener problemas, los cuales no se pueden detectar previamente. Estos pueden ser rechazo e infección, sin embargo, son muy raros", afirmó el doctor.

Para la recuperación, es importante que el paciente haga fisioterapia para que su recuperación sea completa y segura. Luego de la cirugía, la cual dura alrededor de 1 hora, el paciente deberá iniciar su proceso para caminar. "Entre más temprano camine y se adapte a la rodilla mejor le va a ir".

El implante

Campos dice que "la vida media del implante ronda entre 12 y 20 años, depende del uso que se le dé. Esto se relaciona con la edad que se coloca la prótesis. Por ejemplo, si le colocamos una prótesis a un paciente de 70 años, ya la actividad física es mínima, entonces el desgaste es casi de cero y es la única prótesis que se va a poner en su vida. Pero, si se le coloca una a los 50 años, probablemente necesitará otra a los 70".

Además, al momento de sustituir la prótesis vieja por la nueva, puede ser más caro e incluso el paciente deberá tener más precaución.

"En El Salvador el precio del implante tiene un costo aproximado de $2,300. Y si se incluyen los gastos de hospitalización y honorarios médicos, el precio puede rondar entre los $8,000 y $10,000", expresó.

Diagnóstico, prevención y cuidados

Al momento de realizar el diagnóstico, el ortopeda destacó que la sintomatología clínica es esencial. "Ahí uno puede consultar qué tanto le duele y cuáles son las limitantes del paciente", detalló. También, en el proceso se realizan diversos exámenes médicos que confirman el diagnóstico.

Respecto a los cuidados, es importante que antes de realizarlo el paciente no tenga obesidad, de ser así, deberá tener un índice de masa corporal (IMC) menor de 25. "Si el paciente tiene diabetes e hipertensión controlada, no existirá problema al momento del procedimiento", aseguró.

Sin embargo, está claro que la prevención es prioridad. "Las personas que realizan mucha actividad física pueden tomar colágeno o glucosamina, como forma de prevención respecto al impacto del ejercicio", concluyó.

Tags:

  • implante de rodilla
  • prótesis de rodilla
  • Hospital de Diagnóstico
  • Dr. Carlos E. Campos
  • ortopeda

Lee también

Comentarios