Lo más visto

Más de Salud

La hepatitis oculta

Millones de personas en el mundo padecen hepatitis, pero no lo saben. Uno de los grandes objetivos en la lucha contra la enfermedad es detectar estos casos ocultos para poder tratarlos.
Enlace copiado
La hepatitis oculta

La hepatitis oculta

Enlace copiado

"La hepatitis viral es una de las mayores amenazas para la salud global de nuestro tiempo", destaca la Alianza Mundial contra la Hepatitis. La entidad indica que la hepatitis viral ocasiona 1.34 millones de muertes al año, y está detrás de dos de cada tres muertes por cáncer de hígado.

La hepatitis es una inflamación del hígado que, por lo general, es causada por una infección viral. Los principales virus son cinco y se denominan con las letras A, B, C, D y E. Sin embargo, no todos ellos revisten la misma gravedad. Los más peligrosos son el B y el C.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) detalla que el virus de la hepatitis A está presente en las heces de las personas infectadas, y casi siempre se transmite debido al consumo de agua o alimentos contaminados. La infección suele ser leve y la mayoría de las personas se recuperan por completo y adquieren inmunidad contra futuras infecciones por del virus. No obstante, la OMS recuerda que las infecciones por el virus de la hepatitis A también pueden ser graves y potencialmente mortales.

El virus de la hepatitis B se transmite mediante el contacto con la sangre, el semen y otros líquidos corporales de una persona infectada. Puede causar enfermedad crónica del hígado, y conlleva un alto riesgo de muerte por cirrosis y cáncer hepático. La OMS destaca que esta patología, B, constituye un importante problema de salud a escala mundial. La entidad aclara que se puede prevenir "con la vacuna actualmente disponible, que es segura y eficaz".

El virus de la hepatitis C se transmite casi siempre a través de la sangre. La transmisión sexual también es posible, pero mucho menos común. Vicente Carreño, presidente de la Fundación para el Estudio de las Hepatitis Virales, explica que las vías de transmisión son comunes para los virus B y C. No obstante, "el virus B es mucho más infeccioso que el C por lo que, ante una misma exposición, es más fácil infectarse con el B que con el C", apunta.

Al contrario de lo que ocurre con la hepatitis B, no existe vacuna para prevenir la C. La OMS estima que cada año mueren unas 399,000 personas por su culpa.

Según datos de la Alianza Mundial contra la Hepatitis, 300 millones de personas viven con hepatitis viral sin saberlo.

Tags:

  • hepatitis
  • OMS
  • serología
  • enfermedad
  • virus

Lee también

Comentarios