Lo más visto

La importancia de los dientes de leche

Hacia el sexto mes de vida, el bebé empieza a mostrarse inquieto, molesto; se queja y a veces llora, en ocasiones acompañada de fiebre. ¿Le están saliendo los dientes de leche?
Enlace copiado
La importancia de los dientes de leche

La importancia de los dientes de leche

Enlace copiado

Los dientes empiezan a formarse dentro del vientre de la madre a partir de la cuarta semana de gestación y los dientes definitivos se forman hacia el momento del parto o primeras semanas de vida. Por este motivo es tan importante una alimentación adecuada de la propia madre durante el embarazo.

Cualquier problema de salud de la madre o del bebé en esta fase podría afectar a la estructura de los dientes temporales.

Bacterias cariogénicas

Para la especialista María Angustias Salmerón Ruiz, de la Unidad de Medicina de la Adolescencia del Hospital Universitario La Paz, un bebé tiene que recibir, por tanto, cuidados bucodentales “desde que es un feto, nace y en todas sus etapas de desarrollo, no solo para tener unos dientes sanos, sino para evitar las caries que ocasionan las bacterias en sus dientes”.

Los azúcares actúan después de la hora de lactancia materna, de la ingesta de los cereales o de la toma de zumos de frutas industriales, sobre todo por la noche o después de las comidas principales.

“Por eso es muy conveniente ?garantiza? realizar la higiene bucodental dos veces al día, una por la mañana y otra antes de dormir; y sin emplear pasta dental, ya que se la tragarían al no saber escupir”.

Salmerón recomienda “no dar el pecho a edades tardías y no dejar al bebé que se duerma con el biberón o la mama a su alcance durante toda la noche”, ya que en estos casos, con la leche materna durmiendo en la boca, se puede favorecer la caries.

Salida dental

En cuanto al orden de salida de los 20 dientes de leche, primero despuntan los incisivos o paletas centrales inferiores, luego los superiores, posteriormente los incisivos laterales de ambas posiciones, después los caninos, los premolares y así hasta las últimas muelas, que asoman hacia los tres años de edad.

Cuando aparecen los primeros dientes, se deben emplear gasas o toallas húmedas para eliminar los restos de leche de la cavidad bucal.

Con la dentición, se pueden comprar dedales de silicona en la farmacia, un utensilio muy práctico para evitar mordiscos. Una de sus caras tiene un cepillo dental y otra, rugosa, sirve para dar masajes en la lengua y en las encías.

La dentición del bebé origina gran inquietud en los padres. Y una de las dudas gira en torno a si la aparición de los dientes provoca fiebre y diarrea.

“La verdad es que solo se genera incomodidad. El bebé se extraña cuando el diente emerge de la encía, ya que están acostumbrados a no tener nada en la boca y de repente empiezan a sentir que hay algo en su interior, que lo tocan con la lengua. Es algo que puede ser molesto, sin llegar a dolor en la mayoría de los casos”, apuntó la pediatra.

2%
de niños amamantados durante seis meses son menos propensos a sufrir de dientes torcidos. Además, son menos propensos a desarrollar mordidas abiertas, cruzadas y sobremordidas, señala un estudio publicado en junio de 2015 en Pediatrics.

Lee también

Comentarios