Lo más visto

La “pastilla del día después” del gluten

Los avances médicos abren la puerta a que los celiacos puedan ingerir esta sustancia.
Enlace copiado
La “pastilla del día después” del gluten

La “pastilla del día después” del gluten

Enlace copiado

Cuando vamos a una comida informal con los amigos la pizza, una hamburguesa o sándwiches son opciones ricas (si no nos paramos en criterios de nutrición saludable). La cosa se complica cuando en el grupo hay algún celiaco –el 1 % de la población lo es–, sensible o intolerante al gluten. 

Para su información, si usted no pertenece a ninguno de estos dos grupos, le explicamos: celiacos y sensibles o intolerantes coinciden en tener molestias digestivas –hinchazón, vómitos, diarrea, etcétera– después de comer algo con gluten; pero en los celiacos –tienen una alteración genética que hace que su sistema inmunológico reaccione exageradamente al gluten– el problema es mucho más grave porque este daña a su intestino delgado. Por el contrario, los intolerantes, también llamados sensibles, no tienen ninguna alteración genética ni desarrollan una reacción inmunológica, su intestino no se daña por ingerir gluten, pero sí que se sienten mal después de tomarlo.

Muchos restaurantes y bares incluyen productos sin gluten en su carta, pero hay que buscar esos establecimientos, y cuando se encuentran, los que no pueden tomar no siempre las tienen todas consigo. 

Así como existe la pastilla de emergencia cuando olvidamos cuidarnos durante las relaciones sexuales, también se ha desarrollado la pastilla después del gluten para cuando olvidamos cuidarnos en la alimentación. Quizá no falte mucho tiempo para que la situación cambie porque la píldora está cada vez más cerca de ser una realidad. Paralelamente, también avanza a buen paso el desarrollo de una vacuna para los celiacos.
 

Lee también

Comentarios