Las glándulas salivales y la salud de tu boca

Aquí te contamos para qué sirven las glándulas salivales y qué enfermedades pueden afectarlas.
Enlace copiado
Las glándulas salivales y la salud de tu boca

Las glándulas salivales y la salud de tu boca

Enlace copiado
¿Has notado que a veces, literalmente, se te hace agua la boca? Pues eso es producto, entre otras cosas, de tus glándulas salivales que, como su nombre lo indica, son las que se ocupan de producir la saliva y segregarla hacia la boca, a través de unas aberturas llamadas ductos o conductos, manteniéndola siempre húmeda.

La saliva no solo ablanda los alimentos y, de ese modo, hace que sea más fácil masticarlos y tragarlos, también tiene una función importante en la digestión. Produce varias sustancias entre ellas: la amilasa (una enzima) que ayuda a que ciertos tipos de azúcares (los almidones) se empiecen a digerir y los convierte en maltosa y dextrina, según Vidaysalud.com.

Cuando no se tiene suficiente saliva aumentan las caries y la persona tiene mal aliento (en parte, porque hay más bacterias).

Es importante saber que tenemos entre 600 y 1,000 glándulas salivales pequeñitas desparramadas por toda la boca y la garganta.

Como otras partes del cuerpo, tanto las glándulas salivales como los ductos se pueden irritar o inflamar, lo que puede provocar síntomas como: boca seca, mal sabor en la boca, dificultad para abrir la boca, dolor en la cara o la boca, inflamación de la cara o el cuello y fiebre.

Estas inflamaciones pueden ocurrir por diferentes trastornos de las glándulas salivales, como infecciones (producidas por bacterias o virus), obstrucción de las glándulas y hasta tumores (en su mayoría, benignos). Entre ellos, por ejemplo:

Cálculos o piedras en las glándulas salivales (sialolitiasis): se producen cuando se forman cálculos pequeñísimos de calcio, llamados sialolitos o cálculos salivales.

Otros problemas que pueden ocurrir en las glándulas salivares pueden estar asociados a otras enfermedades, como las paperas o el síndrome de Sjögren (una enfermedad autoinmune y crónica, en la cual el cuerpo ataca por error a los órganos que producen líquidos lubricantes, incluidas las glándulas salivales en la boca y las lagrimales en los ojos, lo que provoca boca seca y ojos secos).

El tratamiento dependerá de las causas del problema. Tu médico te indicará qué es lo más conveniente para tu situación. Por eso, no dejes de consultarlo si tienes alguno de los síntomas.

Tags:

  • Glándulas salibales
  • boca
  • mal aliento
  • enfermedades

Lee también

Comentarios

Newsletter