Lo más visto

Las ventajas de la tomografía computarizada en ortodoncia

La tomografía computarizada Cone Beam (TCCB) es una tecnología que proporciona imágenes de alta resolución del complejo craneofacial en tres dimensiones. La tomografía 3D y su aplicación en ortodoncia ha tomado una importancia muy grande en los últimos años.

Enlace copiado
Dr. Raúl Echeverría

Dr. Raúl Echeverría

Enlace copiado

Hoy en día muchas clínicas de ortodoncia están reemplazando las imágenes tradicionales por documentación 3D para todos los pacientes; sin embargo, yo considero que no en todos los pacientes es necesaria dicha tomografía. Pero sí en casos más complejos es una valiosa herramienta para el odontólogo y/o ortodoncista, ya que a través de ella pueden brindar imágenes más exactas para la planificación del diagnóstico y el plan de tratamiento que muchas veces con las radiografías tradicionales no se alcanzan a visualizar.

Por ejemplo, la evaluación de dientes impactados o retenidos es una situación clínica frecuente; la impactación y erupción ectópica de caninos puede representar un gran problema, si no se descubre a tiempo, produciéndose reabsorciones de los dientes vecinos. Además, si estos caninos retenidos no son descubiertos antes de su completa formación pueden tener un pronóstico desfavorable para su alineación en boca, con una radiografía panorámica podemos descubrir el problema, sin embargo, con la tomografía 3D se puede determinar el grado de reabsorción y daño de los dientes vecinos, al mismo tiempo que determinar la localización exacta del canino retenido para realizar con más precisión el rescate quirúrgico y la aplicación de fuerzas por medio de ortodoncia para alinear este canino.

De igual manera, podemos ubicar la posición de dientes supernumerarios y de terceras molares retenidas en relación con las estructuras anatómicas y dientes vecinos permitiendo al cirujano maxilofacial realizar el procedimiento quirúrgico con exactitud y precisión.

La cefalometría o radiografía lateral de cráneo en 2 dimensiones ha sido una valiosa herramienta en el diagnóstico y plan de tratamiento de ortodoncia. Ahora la cefalometría en tercera dimensión es uno de los grandes avances que esta nueva tecnología puede ofrecer para planificar los tratamientos de ortodoncia, las cirugías ortognáticas y evaluar los resultados de tratamiento tanto ortodóncicos como quirúrgicos.

La anatomía normal y patológica de la articulación temporo-mandibular puede ser también mejor determinada con la TCCB en comparación con otras radiografías tradicionales.

Otro aspecto importante es el grosor de la cresta alveolar, ya que determina los límites del movimiento ortodóncico. Rebasar esos límites puede causar pérdida parcial del soporte óseo de los dientes, con la ayuda de la tomografía 3D se puede determinar el grosor del hueso alveolar y planificar mejor los movimientos en ortodoncia.

Con la TCCB es posible evaluar a los niños en el crecimiento y desarrollo facial en dentición mixta y permanente temprana para la obtención de medidas dentales reales en problemas de espacio, posiciones de las bases esqueléticas, evaluación de las vías respiratorias de los senos faciales, etc.

Por otro lado la colocación de microtornillos y placas de anclaje muy utilizadas en ortodoncia, se puede realizar con mejor exactitud, en las imágenes tomográficas se permiten visiones más precisas de las relaciones interradiculares. Las imágenes tridimensionales permiten no solo la colocación de estos microimplantes con más éxito sino también una planificación de los vectores de fuerza para que el tratamiento de ortodoncia sea más efectivo. La calidad y espesor del hueso debe ser evaluada antes de la inserción del miniimplante.

En la cirugía ortognática las imágenes tridimensionales son útiles en la planificación de pacientes sometidos a este procedimiento, pueden ser de gran ayuda en la evaluación de los resultados de ortodoncia, ortopedia y en los casos quirúrgicos. Realmente la tomografía computarizada Cone Beam (TCCB) es una tecnología que proporciona imágenes de alta resolución en tres dimensiones (3D), su aplicación hoy en día es muy importante en ortodoncia y en otras áreas de la odontología, brindando más exactitud para realizar un mejor diagnóstico y una mejor aplicación de las técnicas de tratamiento.

Tags:

  • raul echeverria
  • tomografia
  • dientes
  • maxilo facial
  • radriografia

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines