Láser dental: procedimiento sin dolor

La odontóloga Claudia Basagoitia expresa que existen diferentes tipos de láser en odontología; sin embargo, con el láser de tipo diodo de baja intensidad pueden realizarse procedimientos en tejidos blandos en la cavidad oral.
Enlace copiado
fotos de la prensa/ángel gómez

fotos de la prensa/ángel gómez

Enlace copiado

La tecnología láser es muy conocida por tener la ventaja que el paciente padecerá menor dolor. En el caso de el láser utilizado en odontología, este se conoce por ser el medio más eficaz para la desensibilización del cuello de los dientes. Asimismo, el láser permite que el odontólogo trabaje varios sectores de la boca en una misma sesión.

“La palabra láser es un acrónimo de amplificación de luz por emisión estimulada de radiación. La principal interacción láser-tejido es fototérmica, lo que significa que la energía del láser se transforma en calor. Las tres interacciones fototérmicas láser-tejido principales son (1) incisión / escisión, (2) ablación / vaporización y (3) hemostasia / coagulación”, expresó la odontóloga prostodoncista Claudia Basagoitia.

La especialista comentó que este es un concepto de emisión inducida, en el que la energía viaja a través de luz de onda, transportando energía de un lugar a otro, esto es clave para determinar qué tanto puede penetrar en un tejido. “En este tipo de láser es cromóforo, es decir que es afín a la coloración (melanina) o sangre y a la humedad de los tejidos así poder realizar el procedimiento de corte”, aseguró.

Casos críticos

Muchos paciente suelen expresar su miedo a este tipo de procedimientos; sin embargo, es importante que conozcan que si se realiza con un profesional, los resultados están asegurados.

“Existen casos muy complejos de dolor facial y articulación temporomandibular que necesita varias terapias (sesiones) donde se trabaja directamente con una punta terapéutica y va acompañada de terapia miorelajante de boca. Eliminar contracciones musculares crónico-agudas suele ser un proceso lento ya que generalmente la causa es un factor emocional”, dijo la odontóloga.

No hay restricción de edad, pues se puede cortar frenillos lenguajes en recién nacidos, siempre utilizando medidas de protección y de seguridad, sobre todo el uso de lentes adecuados para el paciente y el operador”.
Claudia Basagoitia, odontóloga prostodoncista

Asimismo, Basagoitia añadió que eliminar frenillos no suele ser complejo para el operador, pero el cuidado del paciente post operatorio es importante mientras cicatriza, que generalmente es en el tercer día.

Respecto a sus ventajas, son muchas pues “generalmente son procesos indoloros que no requieren de anestesia local, no hay hemorragia, no hay suturas, por lo tanto el paciente no debe guardar reposo después de un procedimiento realizado, su cicatrización es mucho más rápida y, por lo tanto, los pacientes pueden rehacer y retomar sus actividades en cuanto antes. Debido al mecanismo de acción de láser y su efecto en las células, la cicatrización es más rápida”, agregó.

Resultados

La especialista expresó que “no hay resultados indeseados, el láser es tan preciso que donde se realiza el corte ya no volverá a crecer, lo que se corta es lo que se obtiene, si se corta tejido demás, ya no hay marcha atrás, pues se corta, cauteriza y cicatriza en una sola intención. El paciente debe seguir indicaciones post operatorias para evitar cualquier complicación, pero su probabilidad es casi nula, es una herramienta muy precisa y segura”.

Además, Basagoitia aseguró que los cuidados son imprescindibles, dado que los cortes con este tipo de láser suelen hacerse de forma lenta porque se trabaja con calor y afinidad a la coloración de tejidos. “Si se sube mucho la energía para acelerar el procedimiento, el tejido se carboniza y podría tener efectos no deseados, pero generalmente en 30 minutos a una hora está finalizado, si es terapéutico es cuestión de sesiones de 15 minutos”, concluyó.

 

Contraindicaciones: 
La especialista comentó que “no debemos acercarnos o irradiar globule ocular, tiroides, neoplasias, pacientes con marcapasos con infarto al miocardio reciente, embarazo, combinación de algunos fármacos por la fotosensibilidad”. 

 

En estos casos se puede utilizar el procedimiento láser.
Gingivectomía
Toma de impresiones
Eliminación de bolsas periodontales
Frenectomías
Excisiones para biopsias
Eliminación de úlceras y aftas
Control y disminución de la sensibilidad dental
Disminución de dolor en articulación temporomandibular
Hemostasia

 

Lee también

Comentarios

Newsletter