Lo más visto

Leptospirosis: los cuidados que debe tener con su perro

La leptospirosis es una enfermedad infectocontagiosa originada por una bacteria, la Leptospira, y está presente en la orina de varios animales. Tome nota: una mascota infectada también puede representar un problema para su salud.
Enlace copiado
Leptospirosis: los cuidados que debe tener con su perro

Leptospirosis: los cuidados que debe tener con su perro

Leptospirosis: los cuidados que debe tener con su perro

Leptospirosis: los cuidados que debe tener con su perro

Enlace copiado
Si bien el control eficaz de roedores es un paso clave en la ruta de prevención contra la leptospirosis, no es la única barrera que la ciudadanía puede levantar para evitar a esta enfermedad. En el hogar hay que tener cuidado con la salud de las mascotas.

Específicamente se trata de los perros, los cuales pueden ser portadores comunes de la leptospira. Al igual que como ocurre con las ratas, esta puede encontrarse en los conductos renales y es excretada.

Los animales infectados –en general- expulsan la bacteria por la orina y contaminan el medioambiente; pueden infectar, así, a un animal débil y, además, a los humanos.

Lea también: MINSAL confirma aumento de casos sospechosos de leptospirosis

Prevención

El mejor método para prevenir esta enfermedad es la vacunación; sin embargo, aunque es eficaz, no impide el estado portador y no es efectiva al 100%.

Hay vacunas que combinan varias variedades de Leptospira. Si es la primera vez que se vacuna, hay que poner dos dosis con un intervalo de tres semanas entre ellas y una vacuna de refuerzo una vez al año.

Es recomendable controlar el contacto de la mascota con ambientes contaminados (o donde se sospecha puede haber tránsito de ratas) y tener especial cuidado con la orina de otros animales. Por lo tanto, la limpieza del hogar de una manera detallada es esencial.

Lea más: Leptospirosis: lo que debe saber de esta enfermedad

 

Síntomas en el perro

La sintomatología que presenta un perro contagiado es letargo, fiebre, ictericia, congestión de las mucosas, hipertermia, anorexia, vómitos, hemorragias, fallo renal y/o hepático e incluso la muerte.

Esta enfermedad puede tratarse con antibióticos, además de hidratación por vía endovenosa y medicación para controlar los síntomas como diarrea, vómitos y dolor.

El diagnóstico consiste en desarrollar una anamnesis, explorar al animal, realizar un análisis de sangre, orina y pruebas serológicas.

Si el perro ya la desarrolló, un fallo renal o hepático es posible y puede que el tratamiento no sea satisfactorio. Es posible recuperar la normalidad, aunque puede sufrir secuelas permanentes en el riñón, que limitan la calidad de vida del animal o merman su esperanza de vida.

Si cree que su mascota está contagiada, llame a su veterinario para que sea diagnosticado y  tratado adecuadamente.

Tags:

  • leptospirosis
  • perro
  • síntomas

Lee también

Comentarios