Lo más visto

Lifting inmediato sin cirugía

El problema de la flacidez facial y corporal es una de las imperfecciones que más preocupa a hombres y mujeres alrededor del mundo, buscando recuperar la definición que han visto perder con el paso del tiempo. Hoy más que nunca y gracias a los avances tecnológicos aplicados a la medicina estética, podemos combatir de forma rápida y eficaz este problema.
Enlace copiado
Lifting inmediato sin cirugía

Lifting inmediato sin cirugía

Lifting inmediato sin cirugía

Lifting inmediato sin cirugía

Lifting inmediato sin cirugía

Lifting inmediato sin cirugía

Enlace copiado
Una de las técnicas más innovadoras que estimula los tejidos internos para reafirmar la piel y corregir la flacidez, es conocida como “hilos tensores”, que tal como su nombre lo indica, logran un estiramiento de la piel del rostro, cuello y otras áreas corporales, haciéndolos ver más tonificados y luminosos.

Los hilos tensores son una técnica que surge a finales de los años ochenta, y la cual se ha ido perfeccionando en las últimas décadas, posicionándose hoy en día, como unos de los procedimientos más utilizados en el campo estético debido a sus grandes beneficios y ventajas para los pacientes.

Por ser la composición de los hilos tensores de materiales 100 % bio-compatibles y 100 % reabsorbibles como lo son la polidioxanona o el ácido poliláctico, (los mismos que se utilizan en suturas quirúrgicas) representan una gran seguridad para el usuario ya que no producen rechazo ni alergias, teniendo además cualidades antimicrobianas.

Otra de sus grandes ventajas es su rápida y sencilla aplicación, se colocan en treinta minutos, sin dolor, sin necesidad de quirófano, totalmente ambulatorio, el paciente se reincorpora a su vida normal de forma inmediata, estos no dejan moretes, ya que no hay incisiones y son aplicados con cánulas de punta roma por lo tanto no rompen vasitos sanguíneos.

Una vez colocados, los hilos tensores comienzan a actuar rápidamente en el tejido subcutáneo, y a medida que el cuerpo los va reabsorbiendo, estimulan la activación de los fibroblastos produciendo colágeno y elastina de forma prolongada e induciendo el auto-lifting biológico.

Evidentemente, uno de los principales beneficios de este producto es el efecto de tensado inmediato, natural, progresivo y en armonía con la fisonomía del paciente. Con esta técnica podemos mejorar muchos signos típicos del envejecimiento, como arrugas finas y profundas, pliegues, surcos y marcas de expresión, donde además, la piel va mostrando un aspecto más natural a medida que pasa el tiempo. También están indicados como tratamiento preventivo para el avance de la flacidez por su acción de anclaje, que puede retardar hasta en años o incluso desechar finalmente la elección de un lifting quirúrgico.

Además, los hilos tensores permiten retoques y nuevas aplicaciones en cualquier momento sin interferir con tratamientos anteriores. Como todo tratamiento estético es muy importante hacer una evaluación clínica inicial, y conversar con el paciente sobre las expectativas y resultados que podemos alcanzar con este procedimiento.

Para mayor información y asesoría sobre este tratamiento, puedes llamar a los teléfonos: 2263-0101 y 2263-0202 o visitar la página web de Body Balance by El Salvador Med Center® www.elsalvadormedcenter.com
 

Tags:

  • dr. José Guillermo Galván Orlich
  • lifting
  • sin ciurgía

Lee también

Comentarios