Lo más visto

Los beneficios de los avances tecnológicos en psiquiatría

En el mes de la salud mental, es oportuno mencionar los avances tecnológicos en este rubro.
Enlace copiado
Los beneficios de los avances tecnológicos en psiquiatría

Los beneficios de los avances tecnológicos en psiquiatría

Los beneficios de los avances tecnológicos en psiquiatría

Los beneficios de los avances tecnológicos en psiquiatría

Enlace copiado
Todos los campos de la medicina se han beneficiado de la tecnología. Nos asombra cómo aparatos de ultrasonido detallan problemas de circulación sanguínea o describen características y funciones biológicas de seres no nacidos. A su vez, la tecnología en la generación de imágenes brinda nuevas formas de evaluar el interior del cuerpo.

La psiquiatría, particularmente, ha recibido este beneficio. Hoy conocemos de la existencia de centros neuronales en el cerebro y la médula espinal y además comprendemos la arquitectura e “ingeniería civil” del sistema nervioso.

Además, avances en neurofisiología, electrofisiología, biología molecular, genética, técnicas de imágenes y el uso de ondas electromagnéticas nos permiten entender las complejidades del sistema nervioso central.

Por ejemplo, para la identificación de desórdenes en salud mental, se recurre a técnicas de diversa complejidad estadística, para determinar patrones de frecuencia de síntomas y signos que establecen factores de riesgo a la aparición de desórdenes mentales.

Por ello, los epidemiólogos diseñan encuestas para valorar la intensidad de muchas enfermedades mentales. En algunos casos pronostican el grado de riesgo a comportamientos como el suicidio. Esto es muy particular de la psiquiatría, pues implica poder hacer diagnósticos “de la población” y del “individuo”.

Respecto de la psicofarmacología, se ha desarrollado una gama de medicamentos para todas las enfermedades mentales, cada vez más seguros, tolerables al organismo, efectivos y eficientes. Haciendo un buen diagnóstico y tratamiento, las posibilidades de mejoría del paciente e incorporación a su comunidad son mejores que nunca. La facilidad en cumplimiento e ingesta depende del avance tecnológico de las tabletas o cápsulas. Algunas liberan sus sustancias activas de forma conveniente para que el paciente no olvide tomarse su tratamiento.

Pero no importa cuántos avances sigan pendientes, el elemento insustituible en psiquiatría es la “relación médico-paciente”, en la que los problemas se presentan con un diálogo, en un entorno apropiado. Asimismo, se exploran con técnicas de análisis académicas y surge la capacidad crítica constructiva en el paciente, que le ayudará a superar el episodio.

También se construyen relaciones funcionales de confianza y ética, en las que se valoran los efectos psicológicos y farmacológicos. Estas “armas” del clínico no serán sustituidas por la tecnología, pero se amalgaman a su favor.

Tags:

  • asociación salvadoreña de psiquiatría
  • salud
  • psiquiatría

Lee también

Comentarios