Mantenerse activo puede ayudar a vencer el linfoma

La actividad física parece ayudar a las personas con linfoma a sobrevivir a su enfermedad. Ese hallazgo proviene de un nuevo estudio realizado por investigadores de la Clínica Mayo.
Enlace copiado
Mantenerse activo puede ayudar a vencer el linfoma

Mantenerse activo puede ayudar a vencer el linfoma

Enlace copiado

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Clínica Mayo con casi 4,100 personas con linfoma, un cáncer que empieza en los glóbulos blancos, que normalmente contribuyen a luchar contra la infección. “Como médicos, recomendamos la actividad física para todos los supervivientes al cáncer a fin de mejorar la calidad de vida en general, pero no sabíamos si la actividad física tendría un impacto en la supervivencia de los pacientes con linfoma”, dijo la autora del estudio, la Dra. Priyanka Pophali, hematóloga en la Clínica Mayo.

“Nuestros hallazgos muestran que la actividad física puede tener un impacto positivo en la supervivencia de los pacientes con linfoma”, señaló en un comunicado de prensa de la Clínica Mayo.

Cómo se hizo el estudio

Mediante cuestionarios administrados de forma periódica, los investigadores dieron seguimiento a los niveles de actividad física de los participantes desde antes de su diagnóstico de cáncer hasta tres años después.

Las personas cuya actividad física era mayor que la normal antes del diagnóstico tenían menos probabilidades de haber fallecido de linfoma o de cualquier otra causa, que las que eran menos activas, encontró el estudio.

Las personas que mejoraron su actividad física después de que les diagnosticaran el linfoma también tenían menos probabilidades de haber fallecido tres años después que las que no aumentaron su nivel de actividad.

Pero el estudio no demostró que hacer más ejercicio en realidad provocara que el riesgo de muerte se redujera. Por otra parte, las personas cuyo nivel de actividad física se había reducido después del diagnóstico tenían unas tasas de mortalidad más altas por el linfoma y otras causas que las que no habían cambiado su nivel de actividad física.

“Es importante indicar que nuestro estudio muestra un beneficio para la supervivencia en los pacientes que aumentan su nivel de actividad física”, dijo Pophali. “Por tanto, dado que las conductas sobre la actividad física se pueden modificar, los médicos deberían aconsejar a los pacientes y a los supervivientes sobre la importancia de la actividad física y animarles a mantener y, si es posible, aumentar su nivel de actividad física”.

Lee también

Comentarios

Newsletter