Lo más visto

"Muchas mujeres no denuncian, pero sí consultan a sus médicos"

La miembro de la Asociación Salvadoreña de Psiquiatría Luz María Durán comparte, desde su punto de vista médico las dificultades que enfrenta una mujer ante la violencia de género.
Enlace copiado

"Muchas mujeres no denuncian, pero sí consultan a sus médicos"

Enlace copiado

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la violencia contra la mujer –especialmente la ejercida por su pareja y la violencia sexual– constituye un grave problema de salud pública y una violación de los derechos humanos de las mujeres. Además, la violencia puede ocasionar embarazos no deseados, abortos provocados, problemas ginecológicos e infecciones de transmisión sexual, entre ellas la infección por VIH.

Asimismo, cuando existe violencia en la pareja durante el embarazo también aumenta la probabilidad de aborto involuntario, muerte fetal, parto prematuro y bebés con bajo peso al nacer.

Desde el punto de vista médico, ¿qué es la violencia de género?

El concepto de la violencia de género como tal se podría decir que nació englobado exclusivamente en violencia contra la mujer. Sin embargo, si examinamos todos los aspectos de violencia no solamente es el tipo de violencia que se ejerce sobre la mujer. Dentro de la violencia de género también van inmersos niños y jóvenes.

¿Cuáles serían los signos de una mujer que sufre violencia de género?

Muchas veces la mujer no habla que está siendo víctima. Muchas veces lo que hacen es buscar ayuda médica, porque la violencia de género afecta tres áreas específicas: el área física, sexual y reproductiva y el área psicológica.

Muchas manifestaciones pueden ser agudas o crónicas. Muchas mujeres no denuncian, pero si consultan a sus médicos. Y es algo paradójico, porque la violencia de género es un delito pero no es denunciada; sin embargo, buscan asistencia médica.

Ustedes, como médicos, con el juramento de la confidencialidad médica, ¿lo pueden denunciar?

Sí. Las leyes han ido cambiando. Este es un tipo de violencia que se tendría que denunciar, un profesional de salud mental, un ginecólogo o un internista que sepa que una mujer está siendo violentada tendría que denunciar. Pero es ahí donde a veces uno encuentra barreras, porque la paciente no quiere denunciar. Sí busca ayuda, porque, por ejemplo, si sufre violencia física y tiene daños físicas, busca curar heridas, fracturas, pero no quiere hacer la denuncia legal. Aunque si por ley se tendría que denunciar.

¿Por qué una mujer no quiere denunciar?

Vergüenza. Para una mujer es vergonzoso decir que está siendo víctima de violencia y como esta no afecta determinada clase social, eso está desde la clase más baja hasta la más altas. Figuras públicas, por ejemplo, que son víctimas de violencia, se preguntan cómo van a ir a denunciar. Tendrían que ir a poner la denuncia a la Fiscalía, después de eso pasar por el proceso de ir a un examen a Medicina Legal.

¿Y cómo afectan estas violaciones a la salud mental de las mujeres?

Mucho, pues existen manifestación agudas y crónicas. Por ejemplo, las manifestaciones agudas son más físicas y cuando se cronifica uno va viendo manifestaciones psicológicas. La mujer puede sufrir ansiedad, depresión, insomnio, dolores crónicos, lumbalgias, cefaleas y problemas gástricos.

Cuando las mujeres presentan ese tipo de cuadros, ¿cuáles son los tratamientos?

Depende del tipo de violencia. Si es un cuadro agudo, generalmente es buscar concientizar a la mujer sobre la necesidad de buscar ayuda psicológica, porque muchas veces las mujeres no quieren tomar conciencia de su problemática, porque a veces el tipo de violencia es bien subliminal. Entonces, la violencia va en escalada, dado que hay violaciones violentas que inician incluso desde el noviazgo.

El gran problema es que la mayoría de mujeres justifica por la vergüenza, muchas dicen “es que me golpeé” o utilizan mucho maquillaje para cubrir las huellas.

¿Qué pasa con las mujeres embarazadas que sufren violencia de género?

Lo primero es que la mujer debe tener conciencia que la problemática necesita ayuda. Obviamente la mujer que sufre de violencia de género en el embarazo no está una relación saludable. Muchas veces estos embarazos son no deseados, dado que estas mujeres no tienen la opción de tener un sexo consensuado. Muchas veces es víctima de violación por parte de su pareja aunque sean esposos, porque hay que recordar que la relación sexual debe ser consensuada. “No porque es mi esposa yo tengo derecho a tener sexo cuando yo quiera y como yo quiera”. En este punto, la mujer es más víctima de enfermedades de transmisión sexual, de embarazos no deseados, de abortos espontáneos y de todo tipo de enfermedades que son producto de la misma violencia de género.

¿Y esto le puede afectar al bebé en el vientre de la madre?

Claro que sí. Si mujer que tiene un embarazo que no desea también repercute en la salud de su hijo.

¿Cuándo hay que poner un límite?

Tiene que ser lo antes posible. Usted no puede permitir que la violencia siga escalando. Por eso, es que la actualidad se habla mucho del feminicidio, si usted ha visto ese término hoy ya se conoce más.

Incluso la violencia de género, muchas veces no termina solo con terminar la relación de pareja, muchas mujeres siguen siendo víctima de violencia de género no necesariamente solo de su pareja, si no de otras personas como exparejas o amantes. Y ante todo no justificar la violencia.

Lee también

Comentarios