Niños y obesidad, una combinación peligrosa

El sobrepeso y la obesidad infantil es el principal factor de riesgo para desarrollar obesidad en la edad adulta; hasta 80% de niños con sobre peso u obesos, son adultos obesos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Cuando pensamos en problemas nutricionales en niños, casi siempre se nos viene a la mente el bajo peso y la desnutrición, sin embargo menospreciamos un problema sumamente delicado como es el sobre peso en niños, porque asociamos la obesidad con la edad adulta.

 

Dr. Heriberto José Contreras Mata Médico Pediatra

Dirección

Hospital de Niños y Adolescentes Centro Pediátrico Clínica 1, Final Diagonal Dr. Luis Edmundo Vásquez, #222 Colonia Médica, San Salvador

Tel.: (503) 2530-2070 Tel.: (503) 2562-4081Cel.: (503) 7150-7913

Recientemente la obesidad se ha constituido un serio problema de salud pública a nivel mundial. Antes se consideraba a la obesidad y sobrepeso como problemas relacionados a la abundancia pero, ahora no podemos continuar pensando así, ya que tanto la desnutrición como el sobrepeso / obesidad comparten las mismas regiones del mundo, comunidades, familias e incluso individuos.

El sobrepeso y la obesidad infantil es el principal factor de riesgo para desarrollar obesidad en la edad adulta; hasta 80% de niños con sobrepeso u obesos, son adultos obesos.

¿Qué es la obesidad?

La obesidad se define como una enfermedad caracterizada por un cúmulo de grasa neutra en el tejido adiposo, superior al 20% del peso corporal de una persona en dependencia de la edad, la talla y el sexo debido a un balance energético positivo mantenido durante un tiempo prolongado.

Es por esto que para desarrollar obesidad se necesita la combinación de factores genéticos y la exposición a condiciones ambientales favorables al desarrollo de la obesidad.

¿Cómo saber si su hijo está bien de peso o no?

No olvide que en cada control de niño sano se evalúan todos los aspectos del desarrollo intelectual y emocional de su hijo, y además se valora como está creciendo y de qué forma está ganando peso.

Entre los 2 y los 5 años, es un momento clave para la formación de actitudes y comportamiento de toda la vida y es en este momento cuando podemos formar a un niño activo y con buenos hábitos alimenticios.

Durante los años escolares es donde sus hijos desarrollaran los patrones que los definen por toda su vida y adquieren hábitos que influyen en su capacidad de mantener una vida saludable. La actividad física regular además se asocia con mayores logros académicos, mejora salud en la infancia y la vejez, mayor motivación y reducción de la ansiedad y depresión.

¿Qué debemos hacer como padres responsables para evitar problemas de sobrepeso u obesidad?

Como familia:
Facilitar tiempo para actividades familiares que involucren actividad física.
Recordar que los juegos de video, computadoras, tablets y televisión no son niñeras, y limitar su uso a 1 o 2 horas al día dependiendo de la edad de cada niño.
Dar el ejemplo a nuestros hijos alimentándonos de forma adecuada y teniendo estilos de vida sanos.
Como padres de familia, tomar nuestro papel de educadores de nuestros hijos y no dejar en la escuela o colegio la formación de hábitos saludables.
Preparar loncheras saludables para todos en casa y así evitamos el consumo de alimentos no nutritivos en los centros educativos o en nuestro trabajo.


Como sociedad debemos:
Abogar por la creación de normativas especiales que favorezcan estilos de vida saludables.
Buscar espacios abiertos seguros para poder realizar actividades al aire libre.
Maximizar actividades que requieran esfuerzo físico, acordes a edad y capacidades de los niños.
Exigir más instalaciones y mapas de zonas seguras y aéreas de juego, con actividades físicas.


En el centro educativo:
Promover hábitos alimenticios saludables en las escuelas, colegios y centros de educación superior.
Organizar comités conformados por directores, padres de familia y alumnos para evaluar el entorno escolar incluyendo los tipos de comida que se venden en los cafetines, programas de educación física y excusiones a espacios abiertos.
Incentivar a los alumnos a que sean deportistas y fomentar las prácticas de deportes dentro de las instalaciones.

La obesidad es un problema multifactorial que requiere un enfoque multidisciplinario, y el mejor tratamiento que podemos brindar es la prevención a través de educación, ejercicio y controles periódicos con tu pediatra para identificar el aumento de peso antes que se vuelva un problema.

Tags:

  • sobrepeso
  • obesidad
  • salud
  • alimentacion
  • ejercicios
  • ansiedad
  • depresion

Lee también

Comentarios

Newsletter