Lo más visto

Píldora inteligente para diagnosticar enfermedades intestinales

La Pillcam consiste en una nanocámara con el tamaño y forma de una pastilla, fácil de ingerir para el paciente, y que permite a los profesionales médicos estudiar el esófago, el colon y partes del intestino delgado.
Enlace copiado
Píldora inteligente para diagnosticar enfermedades intestinales

Píldora inteligente para diagnosticar enfermedades intestinales

Enlace copiado

La cápsula endoscópica o Pillcam es una herramienta de diagnóstico de avanzada tecnología, que permite de una manera fácil y práctica estudiar el tracto gastrointestinal. De acuerdo con el gastroenterólogo, Melvin W. Linares, este dispositivo se utiliza “cuando existen hemorragias digestivas que no han sido diagnosticadas, por ejemplo, cuando se realiza un estudio superior como la endoscopia y no se documenta una causa de la enfermedad en esta zona (intestino delgado) esta puede ser una herramienta útil para detectar las hemorragias ocultas, por ejemplo”.

La cápsula mide aproximadamente 26 milímetros de largo y 11 milímetros de ancho, en su interior contiene una micro cámara que puede captar hasta ocho imágenes por segundo; a diferencia de una endoscopia de rutina, —que para algunos pacientes puede ser un procedimiento molesto— esta cápsula puede ingerirse con agua, como cualquier otra píldora o vitamina de rutina.

“Una vez ingerida comienza a tomar fotos cada dos segundos. En Gastroclínica, a partir del 2003, se comenzó a utilizar como una herramienta diagnóstica de alta vanguardia única en nuestro país”, aseguró Linares.

Antes del procedimiento es necesario ayunar 10 horas y realizar una limpieza de colón, posteriormente el paciente ingiere la cápsula y se coloca el equipo a nivel de la cintura. Esta cámara realiza todo el recorrido por el interior del cuerpo del paciente en unas ocho horas, tiempo en el que está tomando fotografías dentro del organismo. Las imágenes se transmiten a un dispositivo incorporado en el cinturón que ha de llevar el paciente durante la prueba, y de ahí se extraen para su análisis.

El gastroenterólogo añadió que durante el procedimiento el paciente puede continuar con sus actividades rutinarias; sin embargo, debe de cumplir con cuatro horas de ayuno, luego el especialista sugiere continuar con una dieta líquida o blanda.

“Luego de ocho horas el paciente regresa al consultorio para retirar el cinturón junto con el aparato que ha grabado las imágenes. El paciente no tiene ninguna molestia ni complicación posterior”, añadió el especialista. Después de 48 horas al interior del tracto digestivo, la cápsula se expulsa automáticamente.

 

Usos principales
Hemorragias digestivas (sin explicación)
Diarreas crónicas inexplicadas
Pérdida de peso inexplicado
Anemia ferropénica (por deficiencia de hierro)
Sospecha de enfermedades inflamatorias (variedad de enfermedad de  Crohn

Lee también

Comentarios