Plasmocitoma de la columna vertebral

Este artículo es de la vida real y me impactó mucho dado la edad en que se presentó, a sus 52 años, y los estragos que causó en la vida laboral del paciente.
Enlace copiado
Enlace copiado
La columna vertebral es una estructura ósea que se extiende desde el cuello con cinco vértebras, las cuales no tienen costillas, siguiendo por las torácicas, que son 12 que forman el tórax, que da cabida a estructuras tales como los pulmones, el corazón, el hígado y el bazo. Está última no debería ser palpable. Luego, las cinco lumbares y por último la colita, llamada coxis.

Pues bien, el famoso dicho “me duele la espalda y se me riega hasta la pierna” es lo que se llama ciática en el lenguaje corriente; sin embargo, es importante entender la causa médica de fondo de los síntomas de la ciática, de la cual hay varios problemas. Tocaremos algunos que se originan en el área lumbar; sin embargo, nos trasladamos también a los torácicos. Podemos encontrar otras patologías en la zona llamada torácico-lumbar y el caso que nos ocupa es del plasmocitoma, un tumor relativamente raro el cual se encuentra solitario en esa zona y pertenece a una enfermedad hematológica que podría evolucionar a otra subsecuente llamada mieloma múltiple, que es caracterizada por anemia, calcio elevado y daño renal; sin embargo, el plasmocitoma puede iniciar como dolor de espalda y alteraciones sensitivas en los dedos de los pies, tales como adormecimiento de estos. Hasta la fecha no se ha identificado nada más que los síntomas, una radiografía de la columna tomada a tiempo podría diagnosticarlo y ser tratado a tiempo, ya que este se extiende hacia afuera, evidenciándose al operarlo una “carne de pescado” que ha invadido las raíces nerviosas a su salida, dando lo anteriormente descrito. Este caso es de la disciplina de neurocirugía, el cual tiene que hacer malabares para no dejar al paciente parapléjico; sin embargo, el tratamiento estándar es la radiación.

Algunos centros de nuestra área tienen tecnología como para no operar al paciente; sin embargo, la mayoría de ellos tienen fractura y es necesario estabilizarlos con lo que llaman laminectomía (quitar una parte de la vértebra) para liberar la médula espinal. Algunos colocan injerto óseo, es decir, solo en manos de los expertos podríamos tener buenos resultados. Este es muy raro.

Las hernias discales son la causa más frecuentes de la ciática. El envejecimiento natural está asociado a estrechamiento del canal lumbar, la degeneración del disco es otro proceso que causa ciática. Hay un músculo llamado piriforme, está en la nalga, puede causar un dolor parecido a la ciática y así por el estilo podemos encontrar otras causas tales como las malas posturas al sentarse, levantar objetos muy pesados causando distensión muscular que cede con reposo, analgésicos, relajantes e incluso natación. Es obligación para el personal que manipula objetos pesados protegerse con fajas de espalda aunque estas no impliquen que usted levantará objetos más pesados de lo que le da su capacidad física.

Es importante saber el diagnóstico subyacente de la causa de la ciática, ya que los tratamientos muchas veces serán diferentes según la causa. Por ejemplo, los ejercicios específicos para la ciática, que casi siempre forman parte de un programa de tratamiento, serán diferentes según la causa. Tel. 2263-9502; sitio web: www.adorados-sv.com.
 

Tags:

  • hemato- oncólogo
  • dr. Alvaro Ernesto Palacios
  • cáncer

Lee también

Comentarios

Newsletter