¿Por qué beben alcohol los adolescentes?

Ante las demandas de una sociedad en la que se le da mucha importancia a ser socialmente eficaz y socialmente hábil, el alcohol se convierte en un arma que se utiliza para ello.
Enlace copiado
Enlace copiado
La toma de alcohol por parte de los adolescentes responde a varios motivos. Por un lado, puede responder a un ritual de inicio de la adolescencia y de despedida de la infancia. Los adolescentes quieren hacer lo que los adultos hacen, y eso les lleva a realizar conductas como beber o fumar como forma de alcanzar la adultez de forma más rápida. Sería como si pensaran: “si fumo y bebo ya soy mayor, y no un niño”. Es de la infancia de lo que el adolescente se quiere despedir cuanto antes, y entrar de lleno en el mundo de los “mayores”.

Por otro lado, vivimos en una cultura donde está muy asociado la diversión con el alcohol. Esta situación lleva a que padres que dan mensajes a sus hijos para que no consuman alcohol durante los fines de semana, sean alcohólicos sociales o utilicen el alcohol como forma de divertirse.

Es difícil romper esta asociación, y el lograrlo puede darnos la solución a una problemática de todos, y no solo del adolescente. También, hemos de decir que el alcohol es utilizado por los jóvenes como un deshinibidor social. Ante las demandas de una sociedad en la que se le da mucha importancia a ser socialmente eficaz y socialmente hábil, el alcohol se convierte en un arma que se utiliza para ello. Así es utilizado para ligar, para ser gracioso, para integrarse, para superar problemas de timidez, etc.

¿Qué caracteriza el consumo de alcohol en los jóvenes?

El consumo de alcohol en los jóvenes es un consumo social. En esta etapa se puede instaurar los primeros patrones de un consumo abusivo de alcohol o incluso de un alcoholismo futuro, sin embargo, el consumo del adolescente es en grupo.

El joven consume alcohol como forma de integrarse en un grupo de iguales. Hay que tener en cuenta la importancia del grupo en esta edad de la vida del sujeto. Todo lo hace en grupo. También hará en grupo aquellas conductas nocivas para la salud, como beber en exceso. Sin embargo, hemos de diferenciar a los jóvenes con conductas abusivas y los jóvenes que usan el alcohol como forma de integración social.

El uso abusivo del alcohol en los jóvenes puede estar encubriendo distintas problemáticas que tiene y que no sabe cómo resolver, o que incluso no sabe que tiene. Esta última forma de consumir alcohol tendrá unas repercusiones más dañinas y será necesario tratar y atender esas problemáticas para evitar futuras conductas adictivas y de dependencia.

¿Qué orientaciones se pueden dar a los padres y a los propios jóvenes?

Algunos consejos u orientaciones que pueden ayudar a los padres:
• Ayudar a sus hijos a crecer en un mundo de drogas, sin que éstas les destruyan como personas.
• Retrasar la edad de inicio.
• Búsqueda alternativas de ocio para su hijo los fines de semana.
• Mejorar la comunicación con sus hijos.
• Informar a los hijos de los efectos del alcohol y del alcoholismo.

Algunas consejos que pueden ayudar a jóvenes y adolescentes:
• Romper la relación entre diversión y alcohol, y entre amistad y alcohol.
• Practicar aquellas actividades de ocio y tiempo libre, deportivas, creativas, literarias, que más le gusten buscando grupos de iguales que tengan estas mismas aficiones.
• Hablar con los adultos significativos. Los adultos, y más concretamente los padres, son las personas que más pueden asesorar e informar al joven sobre muchas cuestiones, entre ellas el consumo de alcohol.

Preguntarle todas las dudas que se tengan sin miedo a qué pensarán, puede serles de mucha ayuda. Ellos estarán deseando que se les pregunte.

Tags:

  • salud mental
  • adolescentes

Lee también

Comentarios

Newsletter