Lo más visto

¿Qué es el dolor lumbar?

La columna es una armazón compleja de nervios, discos y huesos. La médula empieza en la base del cerebro y corre protegida hasta abajo por los huesos de la columna. Casi todos los movimientos y funciones están controlados por la médula.
Enlace copiado
Enlace copiado
La columna tiene tres funciones principales:
• Soporta nuestro cuerpo
• Protege la médula y nervios y
• Permite movimientos flexibles

La columna es una armazón compleja de nervios, discos y huesos. La médula empieza en la base del cerebro y corre protegida hasta abajo por los huesos de la columna. Casi todos los movimientos y funciones están controlados por la médula.

Los nervios motores que sales de la médula controlan los movimientos del cuerpo, mientras que los nervios sensitivos que entran a la médula comunican las sensaciones del cuerpo al cerebro. Juntos, los nervios sensitivos y motores forman más de 50 pares de raíces nerviosas, cada par sale de la columna a través de hoyuelos (foramen) a los lados de cada vértebra.

Cada una de estas raíces tiene el potencial de irritarse y causar dolor. Separando cada uno de los huesos (vértebras) hay un disco suave y flexible que actúa absorbiendo los golpes. Estos discos tiene un aro rígido externo, pero son suaves y gelatinosos por dentro. El disco puede protruir y presionar una raíz nerviosa causando irritación.

CAUSAS COMUNES DE DOLOR LUMBAR
Hernia de disco La actividad, edad o problemas mecánicos en la columna pueden causar que uno de los discos protruyan. Cuando esto sucede, el disco puede “apretar” o presionar a la raíz nerviosa, causando dolor.

Esto es lo que frecuentemente pasa en el caso de dolor lumbar y de la pierna. La columna está hecha de vertebras (huesos) y discos suaves, gelatinosos. Ocasionalmente el disco protruirá al punto de herniarse o romperse y pondrá aún mayor presión sobre la raíz nerviosa. En la espalda baja, la raíz nerviosa llega a las piernas.

Presión o irritación puede causar no solo dolor lumbar, sino que el dolor se irradia a una o ambas piernas (ciática). Si una raíz nerviosa lumbar esta irritada, puede haber también debilidad muscular, adormecimiento o cambios en los reflejos en las piernas.

Estenosis Lumbar
Otra enfermedad que resulta de la degeneración de la columna lumbar es la ESTENOSIS LUMBAR (EL). Esta enfermedad causa un adelgazamiento del canal que alberga la médula y las raíces nerviosas. Las personas que sufren de estenosis lumbar a menudo experimentan dolor y debilidad de las piernas y un dolor sordo en la espalda baja. Algunas veces sienten alivio al sentarse o parados inclinando el cuerpo hacia delante.

Espondilolistesis
La degeneración de la columna puede también llevar a una espondilolistesis, una condición caracterizada por el deslizamiento de una vértebra de la columna. Así una vértebra es desplazada y desalineada de la vértebra adyacente. Como en otras patologías, el tratamiento conservador puede requerir de un corset. Algunos pacientes pueden requerir descompresión quirúrgica con posible fusión e instrumentación.

DIAGNOSTICO DE SU DOLOR LUMBAR
Antes de que su doctor le recomiende un tratamiento, su dolor lumbar debe ser ampliamente evaluado. Incluyendo una historia médica, examen físico y pruebas diagnósticas. Se documentan los síntomas, y averiguar hasta donde le afectan en su vida diaria.

El examen físico incluye evaluación de las sensaciones, fuerza y reflejos en varias partes del cuerpo para ayudar a señalar el punto específico de afectación medular o radicular. Si su médico siente que son necesarios, ciertos estudios radiológicos y eléctricos pueden ser determinantes para garantizar la naturaleza y extensión del problema, por ejemplo la realización de:
• Rayox X
• Mielografía
• Tomografía axial computarizada (TAC)
• Electromiografía y estudios de conducción nerviosa
• Discografía
• Resonancia magnética

OPCIONES DE TRATAMIENTO CONSERVADOR (NO- QUIRURGICO)

La determinación del tratamiento depende principalmente en cuando y donde esta irritada la raíz nerviosa. Aun cuando el dolor lumbar puede ser debilitante y severo, en el 90% de los casos, el dolor mejora sin cirugía.

Sin embargo, 50% de todos los pacientes que sufren de un episodio de dolor tendrán un segundo episodio dentro de un año. Depende de los síntomas, estilo de vida, examen, estudios de imagen y otras enfermedades médicas, el tratamiento conservador o no quirúrgico puede ser el más apropiado camino a seguir. Se recomienda la consulta médica en todo caso.

Tags:

  • columna
  • dolor lumbar
  • medula
  • foramen
  • vertebras

Lee también

Comentarios