Quimioterapia, mitos y realidades

Hemato-oncólogo
Enlace copiado
Enlace copiado
“El mejor oncólogo es aquel que sabe cuándo no poner la quimioterapia”, en efecto la quimioterapia es el uso de fármacos para destruir las células cancerosas, ya que estas se reproducen con mucha más rapidez que las normales, sin embargo también destruye células sanas especialmente del tubo digestivo desde la boca hasta el final de este, de ahí su efecto colateral de náuseas y vómitos, lo mismo en el folículo piloso (cabello) que crece a razón de dos o tres centímetro por mes, produciendo alopecia o sea caída del cabello.

Hay ciertos mitos que la anona, los mamones tienen un poder 100 veces más efectivo que la quimioterapia, esto no es cierto, la quimioterapia debe ser llevada a cabo en pacientes que sabemos que van a responder a ella.

La quimioterapia puede ser administrada en la vena, oral incluso intratecal es decir en el canal raquídeo, esto es útil en las leucemias para impedir que las células leucémicas colonicen el cerebro, la administración de este deber ser por un experto en hacer punciones raquídeas más en los niños.

Actualmente hay fármacos que se conocen como fármacos dirigidos, debido a que dañan las células cancerosas bloqueando los genes o las proteínas que se encuentran en las células cancerosas.

También es cierto que en algunos tratamientos de quimioterapia cuando el paciente está en remisión, es decir si señales de cáncer puede aparecer un segundo cáncer especialmente leucemia, esto se mira en los cánceres ganglionares llamados linfomas que responden muy bien a una combinación de tres drogas anticáncer y una anticuerpo contra las células cancerosas del linfoma llamado Mabthera.

La quimioterapia que usamos para reducir el volumen de los tumores para hacerlos más factibles de operarlos o de radiarlos llámese quimioterapia neo adyuvante o para que nos entendamos quimioterapia preoperatoria, eventualmente grandes tumores se reducen hasta un 75 % con dos o tres ciclos de quimioterapia, haciéndole mas fácil al cirujano oncólogo la manipulación de este y también favoreciendo al radioncólogo sensibilizando la célula cancerosa a las diferentes modalidades de radiación.

En caso que se de quimioterapia después de la cirugía se le llama quimioterapia adyuvante, la cual tiene como efecto destruir cualquier célula cancerosa. Existirán alrededor de más de 50 fármacos anticanceroso, desde el más agresivo que bota el cabello en una sesión hasta algunos que no interfieren con el cabello, la decisión de usar uno u otro o en combinación dependerá de protocolos ya establecidos que han pasado la fase de experimentación en grandes estudios internacionales, durante los días de la quimioterapia el paciente se ponen mal y agarran cama, no pudiendo comer ni tragar, náuseas, vómitos, dolores musculares los cuales desaparecen a los pocos días, algunos entre ciclo y ciclo presentan náuseas, afortunadamente y paralelamente a esto se han desarrollado fuertes fármacos contra las náuseas y los vómitos los cuales deben administrarse desde el primer ciclo de tratamiento.

Tremendo problema se nos presenta cuando el cáncer es recurrente o sea que vuelve aparecer, es en ese momento en que debemos sopesar dar o no dar más quimioterapia, ser honestos con uno mismo y con la opinión del paciente, ya que la quimioterapia que retrasa el crecimiento del cáncer puede ser una opción cuando el cáncer está dando síntomas, lamentablemente hoy por hoy es lo único disponible.

Tags:

  • quimioterapia
  • hemato-oncologo
  • mitos y realidades
  • salud

Lee también

Comentarios

Newsletter