Radiocirugía de próstata: mejores resultados en poco tiempo

La radiocirugía de próstata es un tratamiento que se realiza en una semana, se utiliza radiación de alta precisión protegiendo los órganos vitales del cuerpo.
Enlace copiado
Radiocirugía de próstata: mejores resultados en poco tiempo

Radiocirugía de próstata: mejores resultados en poco tiempo

Enlace copiado

El cáncer de próstata es el más frecuente entre los hombres, se desarrolla principalmente en edad avanzada cuando la próstata se agranda y bloquea la uretra o la vejiga. Esto puede ocasionar dificultad para orinar o interferir con la función sexual. Hasta hace 20 años, los pacientes tenían temor de someterse a radioterapia por los efectos secundarios de la radiación.

“Por ejemplo, en el recto se provocaba una proctitis (inflamación del recto) hay gente que podía hasta sangrar cuando defecaban o problemas de cistitis (infección urinaria), entonces había que hacer tratamientos adicionales, a veces un poco molesto”, explicó Fidel Campos, oncólogo radioterapeuta del Centro Internacional de Cáncer y coordinador de investigación y educación médica continua.

El tratamiento tradicional de radiación en los pacientes con cáncer de próstata se hacía de 36 a 38 sesiones; es decir, hasta tres meses de tratamiento.

Sin embargo, los expertos han avanzado con los estudios en el comportamiento del cáncer de próstata; de acuerdo con el oncólogo, se ha comprobado que las células de cáncer de próstata reaccionan mejor cuando se aplican dosis de radiación grandes, en lugar de hacer dosis de radiación pequeñas durante varios días.

“En cinco sesiones de radiocirugía se dan dosis de radiación muy grandes, son tan efectivas como las 40 sesiones que antes se aplicaban en el paciente”, señaló Campos.

El especialista agregó que se han efectuado tratamientos de radiocirugía de próstata, en los que solo se trata el órgano afectado. Dado que es un tratamiento menos invasivo, los pacientes no suspenden su vida cotidiana y puede invertir de 15 a 30 minutos por cada sesión.

“Con radiocirugía se ha hablado que se puede llegar a un 95 % de efectividad. Hasta el momento hemos tratado nueve pacientes; de ellos, ninguno ha tenido fallas, todos están con un buen control tumoral”, detalló el médico.

¿Efectos secundarios?

A pesar de que es un tratamiento de radiación, pero menos invasivo, los efectos secundarios pueden ser muy leves, como “ardor al orinar, pero ya no se llega al sangrado de la vejiga, solo es una molestia urinaria, otros pueden tener cólicos o diarrea, pero que es temporal. Ya no son efectos severos como antes”. Según el experto, este tratamiento ha sido efectivo para sus pacientes “hemos visto que los efectos secundarios son leves y se logran controlar con medicamentos accesibles y que se pueden conseguir en cualquier farmacia”.

Precisión y control

Para lograr la efectividad del tratamiento es importante la exactitud; para ello, los especialistas deben asegurarse que la próstata no se mueva. Por lo cual, utilizan accesorios como los fiduciales (marcadores de referencia) unas “semillas de oro” de un 1 mm de diámetro por 3 mm de largo, que se colocan adentro de la próstata. Estos accesorios ayudan a determinar la ubicación del tumor con mayor precisión y le permiten al equipo de tratamiento administrar la mayor dosis de radiación posible hacia el tumor mientras se evita afectar el tejido sano.

“Puede ser que la imagen de la próstata no sea exacta, pero las fiduciales de oro en las imágenes se ven perfectamente bien, eso me ayuda a tener un doble control para saber que mi radiación está en el sitio que planifiqué”, aclaró Campos.

A su vez, aseguró que esto les ha permitido hacer tratamientos de radiocirugía en el país, como ya lo hacen desde hace 10 años en otras partes del mundo.

Lee también

Comentarios

Newsletter