Lo más visto

Radiocirugía: opción no invasiva ante el cáncer

La radiocirugía surgió en los años sesenta como técnica para el cerebro. En El Salvador se lleva a cabo desde hace poco más de dos años y ha dado buenos resultados en cientos de pacientes.
Enlace copiado
Radiocirugía: opción no invasiva ante el cáncer

Radiocirugía: opción no invasiva ante el cáncer

Radiocirugía: opción no invasiva ante el cáncer

Radiocirugía: opción no invasiva ante el cáncer

Enlace copiado
El tratamiento de radiocirugía consiste en una técnica de mínima invasión, donde se utiliza una alta dosis de radiación, la cual se deposita especialmente en una pequeña área del cuerpo con el fin de destruir o alterar cualquier tumor.

“La radiocirugía nació tratando tumores cerebrales hace más de 50 años, debido al alto riesgo que requiere operar este órgano”, explicó el director de Educación Médica Continua y oncólogo radioterapeuta del Centro Internacional del Cáncer (CIC) del Hospital de Diagnóstico, Fidel Campos.

Una radiocirugía, según comenta Campos, es aplicar una radioterapia pero con dosis muchísimo más grandes. “Equivaldría a darse 40 o 60 dosis de radiación por día de las que tradicionalmente se dan”, explicó.

Es importante conocer que este es un tratamiento que se realiza bajo un procedimiento ambulatorio, no causa dolor y probablemente el tumor desaparezca en un periodo que puede ir desde 15 días hasta un año. Asimismo, el especialista añadió que en algunas oportunidades aisladas se puede realizar dos tratamientos de esta índole, si el equipo médico lo considera necesario.

Otro punto esencial para comprender sobre este tratamiento es su aplicación, la cual requiere de un enfoque multidisciplinario. De forma particular en cerebro y columna, se congregan las especialidades de neurocirugía, radioterapia, física médica y radiología e imagen.

Procedimiento

El doctor Campos expuso que ejecutar dicha técnica es similar a un procedimiento quirúrgico. Una de sus grandes ventajas es que puede realizarse a cualquier edad. “El paciente tiene que estar en ayunas y bajo este estado se le brinda una sedación para que este tranquilo”, dijo.

Asimismo, el especialista añadió que se coloca un marco estereotáxico. Esta es una pieza que se coloca en el cráneo para fijarlo, dado que cuando el paciente pasa a realizarse el procedimiento de radiocirugía es necesario que exista exactitud.

Además, antes de del tratamiento se deberá realizar una resonancia magnética. “La resonancia debe ser realizada el mismo día, pues una imagen de una semana anterior no dará la exactitud necesaria”, expresó.

Según Campos, los efectos secundarios son muy pocos, pero existen.

“Puede haber una inflamación en los tejidos donde hubo radiación, sin embargo, son pasajeras, pues gracias a la medicación los síntomas pueden durar una semana y luego desaparecen”, añadió el oncólogo.

“Con este tratamiento pueden ser tratados pacientes con casi todos los tumores cerebrales, y otras enfermedades neurológicas como malformaciones arteriovenosas, dolores intratables, trastornos obsesivos compulsivos, depresión y epilepsia”, expresó el neurocirujano y fundador de la Unidad de Radiocirugía Intracraneal y Espinal y la Unidad de Radiocirugía Cerebral de Alta Precisión del CIC, Eduardo Lovo, donde además añadió que complementan a la neurocirugía abierta.

El Salvador

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere que debería existir un centro de radiocirugía por cada 500,000 habitantes. La región centroamericana, con 46 millones de habitantes, cuenta con ocho, de los cuales El Salvador destaca gracias a que genera un volumen superior a 100 casos atendidos el año en CIC.

“El bisturí de radios gamma realmente viene a cambiar la historia de la radiocirugía en la región centroamericana. Aquí se han tratado a más de 210 pacientes”, expresó Lovo.

Asimismo, el CIC sirvió de sede desde el pasado 9 al 11 de noviembre en el país, brindando el “IV curso avanzado de radiocirugía cerebral y espinal”, que contó con ponentes como el cirujano Kita Sallabanda, quien considera esta técnica como “la ciencia de la esperanza”.

Además, aportaron los oncólogos radioterapeutas doctor Víctor Caceros, director de CIC, y el doctor Campos.

Tags:

  • radiocirugía
  • dr. eduardo campos
  • dr. fidel campos

Lee también

Comentarios