Lo más visto

Más de Salud

Reconstrucción mamaria con colgajo DIEP

La reconstrucción mamaria, luego de una mastectomía, no solo se puede realizar con implantes. Ahora existe la oportunidad de restauración por medio de tejidos propios de la paciente.

Enlace copiado
Reconstrucción mamaria con colgajo DIEP

Reconstrucción mamaria con colgajo DIEP

Enlace copiado

“El colgajo libre DIEP (Deep Inferior Epigastric Perforator) en reconstrucción mamaria es el procedimiento de quitar un pedazo del abdomen (como una abdominoplastía estética) y posterior a ello moldearlo como una mama. Asimismo, si una paciente no posee suficiente piel en la zona abdominal, esta se puede tomar de los glúteos o de otros lugares que se estudien previamente”, señaló el cirujano plástico estético y reconstructivo, especializado en microcirugía avanzada del Hospital de Diagnóstico, Juan Carlos Salazar Rivera.

Según datos del portal del Hospital MD Anderson, dicho procedimiento es muy especial dado que para poder sacar la grasa y piel del abdomen en bloque junto con los vasos que la irrigan, sin sacrificar el músculo recto abdominal, es preciso disecar los vasos, milimétricos, a través de las fibras musculares sin dañarlas. Esto es un procedimiento tedioso y complejo, que se realiza con técnica microquirúrgica y en el que la experiencia es un elemento fundamental de cara a la obtención de un buen resultado y evitar las complicaciones.

Muchas mujeres que han tenido una mastectomía (una operación quirúrgica para extirpar todo el seno con el fin de tratar o prevenir el cáncer de seno) tienen la opción de hacerse dicha reconstrucción, según aseguró el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

A su vez, Salazar comentó que él, como especialista en microcirugía, recomienda la reconstrucción mamaria autógena (que usa el tejido de otros lugares del cuerpo), antes que la sintética (que usa implantes mamarios). ¿Por qué? “El colgajo tiene menos probabilidades de rechazo y queda un resultado más natural. Además, las cirugías posteriores son menos”.

El cáncer de mama es el más común entre las mujeres en todo el mundo, pues representa el 16 % de todos los cánceres femeninos según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), donde en la mayoría de los casos las pacientes no optan por realizar una reconstrucción. El especialista señaló que una de las razones es porque existe un mito respecto al dolor o miedo a una recaída. Sin embargo, “está comprobado que una mujer que superó el cáncer y se realiza una reconstrucción mamaria tiene una mejor calidad de vida y menos probabilidades de sufrir problemas de autoestima”, destacó el cirujano.

En El Salvador, dicho procedimiento se realiza en el sector privado y público. Salazar expuso que en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) se han realizado aproximadamente 30 procedimientos. La cirugía dura entre seis y ocho horas, y el tiempo de recuperación es muy corto, explicó el cirujano, pues entre 21 y 30 días luego de la operación, la paciente ya puede regresar a su vida normal.

El colgajo DIEP se puede realizar al momento en que se realiza la masectamia (reconstrucción inmediata), que según el especialista es menor dado que la paciente no pasará por el trauma de verse sin su mama; o se puede hacer después de que las incisiones de la mastectomía hayan cicatrizado y la terapia del cáncer de seno se haya completado (lo que se llama reconstrucción retardada). Ambas son eficientes.

Asimismo, es importante saber que una de las fases finales es la reconstrucción del pezón y de la areola. Esta es otra cirugía que se realiza para lograr que el seno reconstruido se asemeje más al seno original. Normalmente el tejido que se usa para reconstruir el pezón y la areola proviene del seno recién creado o, con menor frecuencia, de otra parte del cuerpo. Sin embargo, muchas pacientes acuden a un tatuaje.

Lee también

Comentarios