Rejuvenecimiento facial sin cirugía

Los avances de la humanidad dentro del campo médico, como uso de vacunas, nuevos y mejores medicamentos, procedimientos con alta tecnología, mejores dietas alimenticias y hábitos de vida, entre otros, han permitido que la esperanza de vida de la población sea cada vez más elevada; es decir, hemos conseguido vivir más años.
Enlace copiado
Rejuvenecimiento facial sin cirugía

Rejuvenecimiento facial sin cirugía

Rejuvenecimiento facial sin cirugía

Rejuvenecimiento facial sin cirugía

Enlace copiado
Así mismo, tenemos otra realidad y es que el vivir más años no significa que exista una relación directamente proporcional a sentirnos o vernos físicamente mejor; al contrario de eso, y muy probablemente, la factura de todos los excesos y falta de cuidados que hemos acumulado en nuestro vivir tendrá que llegar tarde o temprano.

Este tiempo extra o más años que le estamos logrando sacar a nuestras vidas, también se traduce en una necesidad de vernos mejor, que puede estar motivada por diferentes razones, por ejemplo laborales, profesionales, sentimentales o sociales. Es por ello que hoy en día muchos de los procedimientos en la medicina estética buscan prevenir y mejorar de forma natural el paso del tiempo, con mínimas molestias y pronta recuperación para los pacientes.

Gracias a los avances de la ciencia, han surgido nuevos procedimientos basados fundamentalmente en los nuevos conocimientos sobre las células madre adultas y en su capacidad de convertirse en células de diferentes tejidos, permitiendo regenerar y redensificar el tejido de forma natural.

Sus aplicaciones actuales han permitido tratar no solo los signos visibles de la edad, sino también, y no menos importante, las causas internas que los provocan.

Este novedoso tratamiento de rejuvenecimiento facial sin cirugía, combina células madre adultas, plasma rico en plaquetas y tejido graso del propio paciente, constituyendo una de las mejores alternativas en los procedimientos de antienvejecimiento y medicina estética.

Existe suficiente evidencia científica sobre la potente acción biológica e inmunoreguladora que poseen las células madre adultas obtenidas a partir del tejido graso, lo cual tiene un efecto antioxidante que reduce la mortalidad de los fibroblastos, renovando así la capacidad del cuerpo de generar y producir colágeno, elastina y ácido hialurónico, sustancias básicas para mantener la elasticidad, tonicidad e hidratación del tejido cutáneo. Así mismo, reemplazan las células dañadas y aumentan el flujo sanguíneo, mejorando la vascularización de los tejidos del cuerpo.

Por ser un tratamiento mínimamente invasivo, los resultados dados por él se ven de inmediato y van incrementando su mejoría con el paso de los días y meses, como por ejemplo, disminución de arrugas, disminución de la flacidez, restitución del tejido perdido en diferentes zonas del rostro, aumento de la luminosidad y mejoría en la textura cutánea.

Adicionalmente, y al ser un procedimiento 100 % natural, seguro, ambulatorio, de pronta recuperación y no doloroso, las células madre adultas no presentan conflictos éticos por su uso, ya que se obtienen de una persona adulta que da su consentimiento, y no sufre daños por realizar la donación.

Para más información sobre los tratamientos de células madre para el antienvejecimiento y rejuvenecimiento facial sin cirugía, puedes llamar a los teléfonos: (503) 2263-0101 y 2263-0202 o visitar la página web: www.esmedcenter.com.

Tags:

  • dr.guillermo galvan orlich
  • células madre
  • ciencia
  • facial
  • rejuvenecimiento

Lee también

Comentarios

Newsletter