Rejuvenecimiento sin preservantes artificiales con células madre

Varias personas suelen decir que “desean envejecer con dignidad”, confundiendo muchas veces la palabra dignidad con la decisión personal de no querer someterse a ningún tipo de tratamiento estético o de antienvejecimiento corporal.
Enlace copiado
Enlace copiado
Al explorar e indagar más a fondo el sentir y pensamiento sobre esa frase con diferentes pacientes, encontramos que está fundamentada principalmente por el temor o miedo de ver alterados de forma inapropiada los rasgos faciales de sus caras o de lucir poco natural para la edad cronológica o biológica que poseen.

Lo anterior cobra más validez cuando hemos sido testigos de cambios no adecuados e incluso exagerados en diferentes personas, provocados frecuentemente por una inapropiada asesoría profesional o por la obsesión desmedida de la persona en quererse ver más joven sin valorar el resultado final.

En la actualidad y gracias a los avances de la ciencia y la medicina, contamos con procedimiento que ayudan a estar y lucir más jóvenes de forma 100 % natural, aumentando y mejorando nuestra calidad de vida, con resultados ampliamente demostrados y sin ningún tipo de preservantes artificiales a través de la aplicación de tratamientos con células madre adultas.

Cuando somos jóvenes las células madre adultas son muy abundantes, pero conforme pasan los años, nuestro suministro empieza a disminuir alrededor de los 20 a 25 años, donde la demanda excede el suministro y el proceso de envejecimiento empieza, dejándonos mayormente susceptibles a las enfermedades. Pero cuando aumentamos el suministro de células madre adultas podemos ayudar a mejorar la regeneración de todos nuestros órganos y tejidos.

El tratamiento de células madre es un procedimiento muy sencillo, sin hospitalización, sin dolor y rápida recuperación con el cual podemos mejorar la calidad de vida y detener el envejecimiento de forma natural, aportando mayor energía a nuestro cuerpo, fortaleciendo el sistema inmunológico, aumentando la funcionalidad de nuestros órganos, reduciendo los síntomas y molestias de muchas enfermedades, recuperando los niveles hormonales y enzimáticos normales de nuestro cuerpo o mejorando la calidad, textura y tono de la piel sin el temor de ver alterada nuestra apariencia física.

Con las células madre, además de podernos ver físicamente más jóvenes, lograremos algo más importante, que es mantenernos jóvenes con el paso de los años. Si desea más información sobre la aplicación de células madre como terapia antienvejecimiento, puedes llamar a los teléfonos: (503) 2263-0101 y 2263-0202, y visitar la página web El Salvador Med Center: www.elsalvadormedcenter.com.
 

Tags:

  • hemato- oncólogo
  • dr. Alvaro Ernesto Palacios
  • cáncer

Lee también

Comentarios

Newsletter