¿Sabes cómo conservar los alimentos que nos sobran?

Tips para una vida saludable y Dr. Hinds nos brindan algunos consejos para que los pongas en práctica.
Enlace copiado
Enlace copiado
Es de esperarse que durante cualquier tipo de celebración sobre una buena cantidad de alimentos, muchas veces descuidamos las normas básicas sobre cómo guardar los alimentos a la hora de conservarlos y asegurarnos así de que se preserven en un buen estado.

¿Cómo se deben conservar los alimentos? El propósito principal siempre es evitar el deterioro de los alimentos que nos quedan luego de la noche buena, por ende evitando la multiplicación de gérmenes, la contaminación por sustancias tóxicas y el contacto con cualquier tipo de insecto o roedores.

Es sumamente importante que los lugares de almacenamiento estén limpios, ventilados y debes utilizarse únicamente para guardar alimentos Recuerde que como regla principal mantener los alimentos en temperatura frigorífica.

El frío detendrá la actividad de los microorganismos en los alimentos y ayuda a su conservación por periodos de tiempo más largos. Entre los más importante alimentos almacenados deben de priorizarse: leche y productos lácteos, carnes frescas, pescado fresco y marisco crudo, huevos, verduras y hortalizas frescas, pasteles y dulces, semiconservas, alimentos cocinados y conservas (una vez abiertas).

Es muy importante que los alimentos listos para el consumo no entren en contacto con los crudos. Ten presente que la nevera no puede estar sobrecargada, evitando así la circulación del aire al interior ya que ocasionará que quizás todos los alimentos empiecen a deteriorarse más rápidamente.

Nunca deben introducirse en el frigorífico alimentos calientes que pueden elevar la temperatura ambiente del interior. Una de las recomendaciones más usuales es el congelamiento de los alimentos.

NO hay nada de malo de congelar los alimentos, pues así se mantendrán por mayor tiempo, siempre que la congelación se realice de forma adecuada. Podemos, sin ninguna dificultad congelar carne, pescados, mariscos o platos preparados.

Para congelar, lo primero que hay que tener en cuenta es que debemos partir de productos en buen estado. La congelación no es más que un método de conservar y, por tanto, no mejora la calidad del producto. Si queremos congelar alimentos frescos en estado natural sin haberlos cocinado, previamente tendremos que limpiarlos convenientemente.

En el caso del pescado, por ejemplo, será necesario eviscerarlo antes de poder congelarlo. Para congelar, deberemos introducir los alimentos en envases adecuados y envueltos en materiales que permitan la transmisión del frío.

Los recipientes, que se deben limpiar y secar antes de colocar el alimento, serán con tapa y de mediana o pequeña capacidad para que el frío alcance rápidamente el interior del alimento. Una buena recomendación es etiquetar el alimento e indicar en la etiqueta el tipo de alimento, la preparación, la fecha de congelación y el tiempo máximo de congelación.

Es recomendable cuando realices las compras verifiques que cuentes con recipientes necesarios para poder almacenar y guardar alimentos, estos te podrán ser útiles durante todo el año.

Tags:

  • congelar
  • alimentos
  • pescado
  • recipientes

Lee también

Comentarios

Newsletter