Salud visual: prioridad en el embarazo

Las alteraciones en el sistema ocular durante el embarazo suelen ser habituales.
Enlace copiado
Si una mujer está embarazada y es diabética, es necesario que tenga un control permanente con su oftalmólogo.

Si una mujer está embarazada y es diabética, es necesario que tenga un control permanente con su oftalmólogo.

Salud visual: prioridad en el embarazo

Salud visual: prioridad en el embarazo

Enlace copiado
Algunos problemas oculares dentro del embarazo pueden ser transitorios; sin embargo, no conviene confiarse. Las mujeres embarazadas que padecen miopía elevada, por ejemplo, son más propensas a sufrir un desprendimiento de retina durante el parto y después del parto, por lo que es fundamental realizarse controles visuales periódicos.

En el caso de mujeres diabéticas o con problemas previos de refracción (miopía, hipermetropía y astigmatismo) las medidas de prevención deben ser aún más estrictas, puesto que las posibilidades de sufrir una retinopatía aumentan.

Para prevenir estas complicaciones, es fundamental que la embarazada desarrolle hábitos de vida saludables. Además, es importante saber que la utilización de lentes que se oscurecen con la luz no solo corrigen la vista, sino que se adaptan a las diferentes condiciones de luz para mejorarla protegiendo a los ojos de los rayos UV, reduciendo el deslumbramiento, la fatiga ocular y la tensión visual. Es necesario avisar al ginecólogo ante cualquier cambio o alteración en la visión.

¿Cuándo consultar al ginecólogo y al especialista óptico?

El Dr. Rigoberto Cartagena, gerente de Servicios Médicos de FUDEM, recomienda que toda futura mamá acuda a sus especialistas en ginecología y salud visual siempre que se dé alguna de las siguientes circunstancias: disminución de la visión, fatiga visual de forma rápida, disminución de la secreción lagrimal, visión borrosa o nublada, entre otros.

Tags:

  • FUDEM
  • embarazo
  • salud visual

Lee también

Comentarios

Newsletter