Lo más visto

Síntomas cotidianos de ninguna enfermedad

Somnolencia, taquicardias y sudoración son solo algunos síntomas relacionados con la normalidad de la fisiología humana. Descubre más sobre estos síntomas.
Enlace copiado
Síntomas cotidianos de ninguna enfermedad

Síntomas cotidianos de ninguna enfermedad

Enlace copiado
Algunos síntomas como los estornudos, quedarse en blanco, tos nerviosa o los ronquidos no necesariamente son indicativo de enfermedad, por lo que solo cuando el síntoma se convierte en crónico es recomendable acudir al médico, quien determinará si es fisiológico o patológico. A continuación te contamos sobre algunos síntomas que no son sinónimo de alguna enfermedad.

Somnolencia

La torpeza de los sentidos para mantener la vigilia es un síntoma que afecta al entre el 2 % y el 5 % de la población. Esta alteración del reloj biológico provocado por causas como el estrés, la hipotensión o por determinados medicamentos, afecta a las capacidades físicas y mentales. De ahí la importancia de buscar una distracción cuando se tenga la conciencia de que va a producirse: ponerse en pie, abrir los ojos o beber agua, entre otras.

Sudoración

La liberación de agua forma parte del mecanismo humano, que nace con entre 2.5 a 4 millones de glándulas para mantener su temperatura. El alcohol, el ejercicio o la cafeína suelen ser la causa de situaciones sociales incómodas, para las que se recomienda aumentar la higiene, utilizar pañuelos o recurrir al tratamiento psicológico.

Retortijón

Este dolor abdominal tipo cólico, con intensidad y duración variable, suele tener su origen en el síndrome de intestino irritable. El espasmo no sincrónico del colon, un mayor ritmo intestinal y la hipersecreción de agua son sus características. Cuando defecar o expulsar gases no soluciona el problema y el dolor continúa, se debe acudir al médico.

Temblor fisiológico

Miedo, estrés, ansiedad. Nuestro estado psicológico suele determinar las entre seis y 12 oscilaciones por segundo de manos, piernas o cuello, que nos llevan a afirmaciones como “estoy temblando de miedo”. Evitar estimulantes como el azúcar o el café suele ser suficiente; sin embargo, si no lo es, se puede recurrir a ansiolíticos o betabloqueantes.

Tags:

  • somnolencia
  • temblor fisiológico
  • sudoración
  • retortijón
  • salud
  • síntomas
  • enfermedades

Lee también

Comentarios