Lo más visto

Más de Salud

¿Tienes incontinencia? Ojo con el tabaco y la obesidad

Los médicos advierten: el tabaquismo y la obesidad influyen de forma muy negativa en la incontinencia, un problema de salud más grave de lo que se piensa.
Enlace copiado
¿Tienes incontinencia? Ojo con el tabaco y la obesidad

¿Tienes incontinencia? Ojo con el tabaco y la obesidad

Enlace copiado

Aunque es más frecuente en la mujer, los hombres no están tampoco a salvo y se estima que uno de cada cuatro varones sufrirá incontinencia a partir de los 40 años.

En líneas generales, más de un 6 % de la población tiene algún tipo de pérdida de orina. Este porcentaje aumentará en los próximos años por el progresivo envejecimiento de la población.

Así se puso de manifiesto en el séptimo Foro Global de Incontinencia (GFI), celebrado en Roma con la asistencia de más de 300 expertos de Europa, EUA, Australia y Canadá, bajo la presidencia de Adrian Wagg, director de División de Medicina Geriátrica de la Universidad Canadiense de Alberta.

Obesidad, tabaquismo, diabetes, desórdenes del sueño, hipertensión, asma, demencia o parto son factores que penalizan o están asociados a las pérdidas de orina, destacó Wagg durante el acto de apertura de este encuentro organizado por Essity, compañía sueca de productos de higiene y salud.

La incontinencia crónica es reconocida por la Organización Mundial de la Salud como enfermedad, y afecta de manera decisiva la calidad de vida de los pacientes tanto en el entorno social (aislamiento) como en el físico (problemas de piel).

También repercute a nivel sexual (distanciamiento de la pareja por miedo a la pérdida de orina), psicológico (depresión, ansiedad, pérdida de autoestima) y laboral (absentismo).

Según los expertos, está posicionada en el quinto lugar en cuanto al impacto en la calidad de vida de los pacientes, por encima de patologías como el infarto de miocardio o la diabetes.

Tabaquismo, obesidad y bebidas estimulantes

Manuel Esteban, presidente de la Asociación Española de Urología, invitado al foro, hizo hincapié en declaraciones a Efe Salud sobre lo perjudicial que resulta el tabaquismo y la obesidad para la incontinencia.

“La obesidad influye de forma muy negativa en ambas y, de hecho, antes de practicar una cirugía para corregir las causas anatómicas que provocan esta afección, recomendamos adelgazar encarecidamente para el éxito de la operación”.

En cuanto al tabaquismo, es “un potente detrusor de la vejiga activa, de forma demostrada, y en todas las guías a escala mundial se recomienda su manejo para controlar la incontinencia en la mujer”.

También explicó que en la mujer existen dos tipos de incontinencia, la llamada “de esfuerzo”, la típica que se escapa la orina al toser, y la debida a la “vejiga hiperactiva”.

Para prevenir la de esfuerzo, que aparece tras los partos y el aumento de edad, lo más importante es mantener una buena higiene del suelo pélvico inmediatamente después del parto, básicamente con ejercicios destinados a este fin.

“Pero estos ejercicios –advirtió el especialista– deben hacerse siempre antes de fortalecer la musculatura abdominal, ya que la gimnasia abdominal es contraria a la que se realiza para fortalecer el suelo pélvico”.

En la incontinencia de vejiga hiperactiva, aconseja el doctor hábitos de salud urológica saludables, como evitar el consumo excesivo de algunas bebidas alcohólicas, del té y sus derivados.

Incontinencia y próstata

En el varón, señaló este facultativo, la causa más importante es la cirugía del cáncer de próstata, porque hay que extirpar la glándula al completo y hay que hacer correcciones de salida de vejiga y uretra que ponen en peligro la incontinencia.

“No hay que olvidar que en España hay diagnosticados 25,000 casos de cáncer de próstata al año y se hace mucha cirugía radical y se da un porcentaje no pequeño de incontinencias”.

“Por ello es muy importante manejarla con rehabilitación urológica y con los materiales adecuados, pues ya hay material absorbente diseñado para varones”.

Vergüenza y pérdida de autoestima

Aunque tiende a disminuir por el cambio cultural de nuestra sociedad, todavía hay un número elevado de personas con pérdida de orina a las que les da vergüenza acudir al médico, lo que redunda en su aislamiento, autoestima o procesos que llevan a la depresión y la ansiedad.

Para Pilar Fernández, vicepresidenta del Consejo General de Enfermería, la cercanía de enfermería es esencial para que el paciente se anime a hablar de su problema.

Las enfermeras que les atienden contribuyen “significativamente a mejorar su calidad de vida y a romper con ese aislamiento y pérdida de autoestima”.

Presente también en este encuentro, Pilar Fernández destacó a Efe Salud que la enfermería “tiene un papel cada vez más relevante” en estos momentos en los que el envejecimiento de la población y la consiguiente cronicidad de sus dolencias marcan las líneas estratégicas del sistema sanitario.

La delegación española presentó en el foro una herramienta informática desarrollada por el distrito Bahía de Cádiz-La Janda del Servicio Andaluz de Salud.

Antonia López Sánchez, directora de Cuidados del citado distrito de Cádiz, explicó que la herramienta les ha permitido hacer un seguimiento pormenorizado de aquellos pacientes con incontinencia que atienden en su servicio, unos 3,500, entre los que viven en residencias y los de atención domiciliaria.

La herramienta no solo contribuye a la calidad de vida y de atención de las personas con esta afección sino que ha supuesto una disminución del gasto del 15 % desde que hace tres años.

Indicadores claves

El congreso concluyó con la presentación de un estudio que ha identificado un conjunto de 14 indicadores claves (}) para que cuidadores, profesionales sanitarios y actores políticos pueden tomar como guía de referencia a la hora de prestar una asistencia sanitaria de calidad.

La idea, refirió Elena Galbis, directora de la Division de Health & Medical Solutions de Essity Iberia, es aportar una “contribución tangible” a la mejora de la atención sanitaria para las personas que viven con incontinencia y que sean adoptadas por los sistemas nacionales de salud y de asistencia social en todo el mundo.

“Por primera vez se brindará a los cuidadores resultados claros a los que enfocarse y una forma de evaluar la optimización continua de las personas”.


 de cada cuatro varones sufrirá incontinencia a partir de los 40 años.

Lee también

Comentarios