Lo más visto

Todo contra cicatrices de quemaduras, cortes y raspones

Las marcas en la piel en ocasiones pueden ser inevitables, pero hay técnicas para controlarlas. Geles, cremas o inyecciones son algunas alternativas para disminuir las cicatrices.

Enlace copiado
Todo contra cicatrices de quemaduras, cortes y raspones

Todo contra cicatrices de quemaduras, cortes y raspones

Enlace copiado

El trabajo, la cocina, deportes y actividades recreativas, así como conductas de riesgo como el uso de la pólvora o los accidentes pueden tener como consecuencia heridas en la piel.

Y si bien el tratamiento apropiado de todas las heridas es imprescindible para evitar que dejen marcas, hay algunas cosas que se pueden hacer para que las cicatrices sean menos notorias.

El doctor Scott Hultman es catedrático de cirugía plástica y reconstructiva en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins y es parte del equipo de la Clínica de Corrección de Cicatrices.

Explica que las cicatrices son la forma del cuerpo para responder a eventos como cortaduras, raspones o quemaduras. Y tiene varias fases. La primera es la hemostasia, en la que el cuerpo previene la pérdida de sangre enviando plaquetas al lugar, donde se aglutinan y sellan la herida, formando una costra.

Después viene la inflamación. "Los glóbulos blancos llegan para luchar contra las bacterias. Se observa enrojecimiento, hinchazón, calor y dolor. Este es un evento natural del proceso de reparación del cuerpo y se resuelve por sí solo, a menos que una infección gane el control. Más inflamación durante el proceso de reparación puede significar una mayor probabilidad de formación de cicatrices", indica.

La siguiente fase es la proliferación. Esta ocurre cuando la piel y los vasos sanguíneos producen nuevas células. A medida que la proliferación continúa, se aprecia que los bordes de la costra se van contrayendo hacia el centro, y dejan en su lugar piel nueva.

Y finalmente ocurre la maduración, en la que la herida sana y puede o no quedar una cicatriz en su lugar. "Es más probable que se formen cicatrices después de heridas en las cuales la piel no solo se ha lacerado, sino que se ha aplastado o dañado de alguna otra manera", sostiene.

Mantenga las cortaduras y raspones limpios y cubiertos: en el caso de heridas pequeñas, Hultman recalca la importancia de mantenerlas limpias y protegidas. Use una crema o pomada antibacteriana y cubra la zona con un vendaje, lo cual puede acelerar la cicatrización.

La presencia de residuos, bacterias y otras impurezas en la piel abierta puede causar una infección y extender el período inflamatorio, lo que aumenta la posibilidad de que se formen cicatrices. Por eso es indispensable limpiar la herida cuidadosamente, con ayuda de un profesional de la salud, idealmente.

Evite rascarse o quitar costras: las heridas que están sanando pueden picar, pero debe evitar la tentación de rascarlas. "Rascar la herida o quitar la costra causa más inflamación, lo cual hace más probable que se forme una cicatriz", afirma el médico Hultman.

Busque ayuda para las heridas graves de la piel: es mejor pecar de precavido a la hora de decidir si va a ver a un médico por una herida de la piel. El experto recomienda que debería buscar atención inmediata si el sangrado continúa, si hay heridas penetrantes profundas, mordeduras, quemaduras o presencia de dolor intenso y fiebre, que son síntomas de una infección peligrosa.

Tratamientos: una vez que se ha formado una cicatriz no es imposible deshacerse de ella. Los cirujanos plásticos y reconstructivos pueden hacer mucho para reducir al mínimo las cicatrices y ayudarle a sentirse mejor con su apariencia. Como ventaja adicional, algunos de estos tratamientos también pueden disminuir la picazón (escozor) y el dolor asociados con las cicatrices extensas.

Estos tratamientos pueden ser con geles y cremas medicados, que a veces se usan con vendas de compresión para ayudar a aplanar las cicatrices; inyecciones, para rellenar las cicatrices que aparecen como zonas "hundidas" o ahuecadas de la piel; procedimientos para el alisamiento de la piel, como la dermoabrasión y la exfoliación química; terapia con láser, la cual puede aplanar y suavizar las cicatrices y corregir la coloración irregular de la piel; blanqueamiento para las zonas con manchas de la piel; y escisión quirúrgica de la cicatriz.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines