Lo más visto

Tratamiento láser para las uñas con hongos

La onicomicosis o infección de las uñas causada por un hongo es un problema en aumento y que ocurre en todo el mundo. Por lo general, esta infección es más frecuente en las uñas de los pies, en más de un 80 % de los casos; además, su incidencia está progresivamente aumentando, sobre todo en la población joven y adulta.
Enlace copiado
Tratamiento láser para las uñas con hongos

Tratamiento láser para las uñas con hongos

Tratamiento láser para las uñas con hongos

Tratamiento láser para las uñas con hongos

Enlace copiado
Algunos de los factores más importantes que pueden predisponer a ese incremento son una mayor longevidad de la población, aumento de enfermedades como diabetes mellitus o inmunodeficiencias, el mayor uso de antibióticos sistémicos y de drogas inmunosupresoras, ya que estos alteran la flora cutánea normal propiciando el desarrollo de hongos, cambios en el estilo de vida, como el uso de zapatos apretados o mal ventilados, el uso de baños comunes en gimnasios, actividad física enérgica, con práctica de deportes que aumentan el riesgo de traumatismos en las uñas.

El tener un problema de onicomicosis, además de ser un problema cosmético, puede constituir una limitación tanto física como psicosocial, ya que puede disminuir la movilidad y propiciar cuadros de celulitis o provocar pérdida de confianza y autoestima en las personas afectadas. Entre sus características principales al examen clínico se encuentran cambios de coloración de la uña, esta se vuelve amarillo-marrón y su grosor aumenta, suele tornarse agrietada, débil y quebradiza.

El tratamiento convencional de la onicomicosis consiste en la utilización de antimicóticos tópicos y sistémicos, los cuales deben administrase por largos períodos de tiempo, lo que puede provocar toxicidad y una resistencia a los antifúngicos y, por esta misma razón, una mala adherencia del paciente con los tratamientos existentes, que provocan en este tipo de tratamientos una elevada tasa de fracaso terapéutico superior al 50 %.

Por otro lado, el costo de su manejo es muy alto, se calcula que un tratamiento promedio para tratar este problema en un período de nueve meses, que incluya medicamentos, consultas médicas y monitoreo de la función hepática, es de aproximadamente entre $1,000 y $1,500.

Otro método frecuentemente utilizado por las personas para tratar este problema es el uso de métodos quirúrgicos con eliminación total o parcial de la lámina ungueal, pero este método no se recomienda por los posibles problemas posteriores, como la afectación del crecimiento normal de la uña, lo cual puede provocar una mayor predisposición a la infección fúngica, además del efecto antiestético que esto produce.

Ante estas limitaciones que se presentan con las terapias “convencionales” o más comúnmente utilizadas por la población, ha surgido el empleo de la tecnología láser como un método seguro, eficaz, no invasivo y de fácil aplicación para los pacientes.

La innovadora técnica permite tratar y penetrar milímetro a milímetro las uñas afectadas, a través de un mecanismo de acción fotobiológico, con el cual las células de los hongos en las uñas mueren por una reacción química causada por la luz láser, destruyendo los hongos sin herir la uña o la piel del dedo.

Una de las ventajas más importantes de este tratamiento láser es una menor duración que la del tratamiento farmacológico: son necesarias entre seis y ocho sesiones de 30 minutos con intervalos de una semana. Con este tratamiento se puede tratar diferentes tipos de onicomicosis, es adecuado para tratar a pacientes con inmunodepresión o con problemas hepáticos o renales, puesto que es un tratamiento simple, sin efectos secundarios o toxicidad, es indoloro, sin necesidad de analgésicos durante ni después de finalizar el tratamiento y con una recuperación inmediata a las actividades cotidianas.

Siempre es recomendable mantener una buena higiene de uñas y piel. El hecho de tener hongos en una uña aumenta la probabilidad de infectar a las otras del pie o de la mano. Es importante llevar las uñas cortas para que no se acumulen bacterias, utilizar calcetines de algodón limpios y secos, calzado adecuado para no sudar en exceso y permitir ventilación a los pies, evitar ducharse descalzo en lugares públicos y evitar compartir utensilios de uñas con otras personas.

Si deseas más información sobre el tratamiento láser para onicomicosis, puedes llamar a los teléfonos 2263-0101 y 2263-0202 o visitar la página web de Body Balance by El Salvador Med Center, www.esmedcenter.com/body-balance/.

Tags:

  • dr. guillermo galván orlich
  • hongos
  • salud
  • tratamiento

Lee también

Comentarios