¿Tratar el cáncer de un paciente, o al paciente con cáncer?

Enlace copiado
Enlace copiado
Dr. Fidel Campos

Oncólogo radioterapeuta

Uno de los errores, afortunadamente no muy frecuentes, en el manejo del cáncer es considerar que el paciente tiene una lesión y es eso lo que únicamente se debe tratar, dejando de lado todas las repercusiones en los diferentes órganos aledaños, su estado psicológico y nutricional. Todos estos factores pueden afectar directamente el resultado óptimo y recuperación del paciente o, por el contrario, colaborar a obtener un mejor resultado si se atiende de la manera adecuada y oportuna.

En la práctica diaria, cuando a una persona es diagnosticada con cáncer, rápidamente se hace la asociación que llegará a necesitar tratamiento con quimioterapia, realizar una cirugía o la aplicación de radioterapia para combatir la enfermedad. En consecuencia, a menudo el paciente presenta problemas de baja de peso, dolor y preocupación que lo llevará a cambios en el estado de ánimo.

De allí que el tratamiento contra el cáncer debe incluir un soporte conjunto para obtener el mayor éxito y, posteriormente, la recuperación sea rápida y efectiva. Más específicamente, según datos del Centro del Cáncer en Estados Unidos: “Las prácticas nutricionales óptimas pueden contribuir a mantener el peso y las reservas nutricionales del cuerpo en pacientes con cáncer, con lo cual se mitigan los síntomas que inciden en la nutrición y se mejora la calidad de vida”.

Por tanto, es importante saber que las prácticas de nutrición deficientes contribuyen a la incidencia y gravedad de los efectos secundarios del tratamiento y aumentan el riesgo de infección, con lo cual se reducen las posibilidades de supervivencia.

En cuanto al tema psicológico, la ansiedad se manifiesta a menudo en diversos momentos: durante la detección, el diagnóstico, el tratamiento y su seguimiento posterior. A veces, puede afectar la conducta de una persona con respecto a su salud, contribuyendo a la demora o el descuido de medidas que podrían prevenir el cáncer.

Para los pacientes sometidos a tratamiento de cáncer, la ansiedad también puede aumentar la percepción de dolor, además de experimentar problemas de aflicción y perturbaciones del sueño, así como náuseas y vómitos anticipados interfiriendo sustancialmente en la calidad de vida de los pacientes de cáncer y de sus familias.

Es importante señalar que el manejo integral de las personas con cáncer dará los mejores resultados en esta lucha. Estos esfuerzos, acompañados por los mejores tratamientos y avances tecnológicos de cirugía, quimioterapia y radioterapia, así como el soporte nutricional, el manejo del dolor oncológico y psicológico ayudarán y beneficiarán al paciente, procurando su recuperación.

Tags:

  • cáncer
  • nutrición
  • diagnóstico
  • tratamiento
  • seguimiento

Lee también

Comentarios

Newsletter