Tres problemas visuales que atender

Los problemas más comunes de la vista son miopía, astigmatismo e hipermetropía. Idealmente deben ser atendidos en edades más tempranas para corregirlos. Su hijo puede padecer alguno de estos.
Enlace copiado
Tres problemas visuales que atender

Tres problemas visuales que atender

Tres problemas visuales que atender

Tres problemas visuales que atender

Enlace copiado
Los vicios de refracción o problemas de la vista, como comúnmente se les conoce, son errores que dificultan un óptimo alcance visual. Miopía, astigmatismo e hipermetropía son los más usuales. Cada uno hace que se vea de manera diferente y pueden presentarse en conjunto o por separado, manifestó María Bentancur, optometrista de la Unidad de Pediatría y Rehabilitación Visual de FUDEM.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que en el mundo hay 153 millones de personas con discapacidad visual debido a errores de refracción no corregidos.

Prestar atención a problemas de la vista en edades tempranas es lo ideal para corregirlos y desarrollar una buena visión, ya que esto puede afectar el desempeño de los niños en su vida escolar y más adelante en la adultez. Ahora que los niños regresan a clases, es muy importante ver como prioridad este problema.

Para identificar estos problemas visuales, es necesario que el primer chequeo se haga en la niñez y a bebés prematuros que hayan estado expuestos durante muchos días en una incubadora, porque pueden presentar mayores dificultades visuales. Sobre todo se debe llevar a los niños a consulta oftalmológica, si hay antecedentes familiares; lo mejor es asistir antes que comiencen el kínder.

Los errores refractivos se relacionan con el tamaño y la forma de los ojos. Por ejemplo, la miopía se da en ojos grandes. Esto quiere decir que la luz que llega del infinito no lo atraviesa completamente hasta el final, lo cual ocasiona que se vea borroso de lejos. Al contrario pasa con las personas que tienen hipermetropía, tienen ojos más pequeños. En este caso, el haz de luz entra y lo atraviesa completamente. Al traspasar el punto de enfoque a la retina, esto hace que no se vea bien de cerca.

Y el astigmatismo se da porque la capita más externa del ojo, llamada córnea, debe ser totalmente redonda y, como es más ovalada, se deforma y el haz de luz se desvía. El resultado es que se ve desenfocado de lejos y de cerca. “Así como heredamos la piel, también heredamos la forma y tamaño de los ojos. Esto es una señal para prevenir que a mi hijo le cueste el aprendizaje por no ver bien”, expresó la optometrista.

Si los padres esperan a que sus hijos les digan que no ven bien, estos nunca lo harán, ya que su parámetro de referencia con el que ven para ellos está bien, porque no saben la diferencia entre ver bien o no. “Si yo aprendo a ver de una forma, creeré que todos ven así. Por eso hay que estar muy atentos”, comentó María Bentancur.

Existen algunas señales que indican que un niño necesita atención visual, estas pueden ser: acercarse mucho al televisor, poner la cabeza de lado cuando está viendo algún programa, le lloran los ojos o parpadea frecuentemente.

Si un ojo no ve bien desde pequeño, existen más oportunidades de aprender a desarrollar la visión. Ya cuando la persona adulta se da cuenta de que desde niño no veía bien, es un ojo perdido, porque se hizo perezoso y nunca aprendió a ver. Por eso es importante desarrollar la habilidad visual en el ojo afectado o en ambos.

Por lo tanto, cuidar la vista debe ser una prioridad desde la primera infancia. Una correcta evaluación la debe realizar un médico optometrista.

“Como no son enfermedades que se deban curar, solamente se compensan; las cuales se corrige al utilizar anteojos o lentes de contacto. En este caso lo que hace el lente es, precisamente, direccionar ese haz de luz. Si es muy grande el ojo, hace que retrase el rayo, si es muy pequeño, lo prolonga”, explicó la experta. Asimismo, se puede optar por una cirugía refractiva, en donde el especialista modifica la forma del ojo por medio de un láser.

Recomendaciones:

La especialista indicó que los niños deben asistir a consulta cada año y reitera que los errores refractivos se deben a la forma y tamaño de los ojos, los cuales cambian según el desarrollo que estos tengan.

Si hay otras razones, como procesos infecciosos, alergias, se aconseja asistir antes del año. Los adultos pueden acudir a un especialista una vez cada año.

Tags:

  • salud visual
  • vicios de refracción'
  • miopía
  • astigmatismo
  • hipermetropía

Lee también

Comentarios

Newsletter