Tricotilomanía: cuando arrancarse el pelo produce alivio o placer

La tricotilomanía es un trastorno del control de los impulsos que lleva a las personas que lo sufren a arrancarse el pelo de forma compulsiva.
Enlace copiado
Tricotilomanía: cuando arrancarse el pelo produce alivio o placer

Tricotilomanía: cuando arrancarse el pelo produce alivio o placer

Enlace copiado
Se calcula que un 4 % de la población mundial sufre tricotilomanía, un trastorno del control de los impulsos que lleva a la persona a arrancarse el pelo porque le produce una sensación alivio o placer.

Suele comenzar en la infancia o en la primera adolescencia, y se da básicamente en niños, adolescentes y adultos jóvenes, con raros casos en la edad adulta.

Tal y como señala la directora de la Clínica Universitaria de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid, Cristina Larroy, se han visto casos en niños desde los tres años, aunque el rango de edad en el que habitualmente comienza el trastorno es en la etapa de los nueve o 10 años hasta los 13.

No existen causas biológicas ni genéticas ni conductuales ni psicológicas perfectamente identificadas: “Simplemente, parece que es un trastorno en el que la persona siente alivio cuando empieza a hacer ese tipo de conductas, de modo que puede ser un tema azaroso. Un día uno empieza a arrancarse el pelo; eso le produce placer o alivio y tiende a repetir esa conducta”, explica Larroy.

¿Qué situaciones pueden desencadenar la tricotilomanía?

La tricotilomanía se da en situaciones muy variadas. En ocasiones, el comienzo del hábito viene asociado con situaciones de distracción, relajamiento o aburrimiento; otras veces se utiliza para aliviar la tensión en momentos de nerviosismo o para mejorar la concentración.

De acuerdo con esta experta, normalmente es un trastorno que se da más en mujeres que en hombres. A veces está asociado a la depresión y puede acabar degenerando en trastornos obsesivos compulsivos.

El tratamiento

El más eficaz de todos los tratamientos es el psicológico, y solo en los casos graves en adultos se podría combinar con antidepresivos, según informa esta experta.

Larroy recomienda abordar esta conducta impulsiva desde el primer momento en el que los padres o la persona que lo padece la detectan.
 

Tags:

  • tricotilomania
  • cabello
  • trastornos infantiles
  • trastorno de control

Lee también

Comentarios

Newsletter