Lo más visto

Más de Sociedad

Bebé del príncipe Harry y Meghan ya nació, según una casa de apuestas

La firma Paddy Power anunció que han suspendido las apuestas sobre el día en que llegará el bebé del príncipe Harry y Meghan Markle tras registrar un aumento de ellas, "lo que nos indica que alguien sabe algo".

Enlace copiado
Shutterstock

Shutterstock

Enlace copiado

Londres. La firma británica Paddy Power suspendió este jueves por la noche las apuestas sobre la fecha de nacimiento del primer bebé del príncipe Harry y su esposa Meghan Markle, considerando que su llegada, prevista para finales de abril o principios de mayo, ya tuvo lugar.

"Hemos suspendido las apuestas sobre el día en que llegará el bebé de Harry y Meghan tras registrar un enorme aumento de las apuestas esta noche, lo que nos indica que alguien sabe algo", anunció en un comunicado.

"Eso, combinado con los rumores y especulaciones nos ha convencido de que el nacimiento real ya ha ocurrido", agregó este corredor de apuestas.

Un nacimiento real suscita siempre mucha expectativa y especulación en Reino Unido.

Pero es mayor en esta ocasión porque la pareja quiere mantener la discreción y, a diferencia de lo que hicieron en tres ocasiones el príncipe William [hermano mayor de Harry] y su esposa Catalina, advirtieron de que solo presentarán al pequeño a la prensa después de celebrarlo "en privado y con la familia".

Otras casas de apuestas, sin embargo, no creen que el bebé haya nacido ya.

"No creemos que ya lo hayan tenido", dijo Rupert Adams, de "William Hill", considerando que sería "difícil mantener en secreto" un nacimiento que involucra a "mucha gente".

"William Hill" había ofrecido dos opciones a los clientes: "nacimiento en abril" o "nacimiento en mayo". Y cerraron estas apuestas el miércoles, no porque piensen que la ex actriz estadounidense ya dio a luz, sino porque el mes de mayo ha comenzado.

Además, según un portavoz de Paddy Power, "si se confía en las apuestas, es casi seguro que es una niña".

Los jugadores parecen estar convencidos de que ese será el sexo del bebé real.

"William Hill" suspendió las apuestas sobre el sexo el 9 de abril "porque, por mucho que ofreciéramos, la gente seguía apostando por una niña", explicó Adams.

Pero otro de los grandes corredores británicos, Ladbrokes, sigue aceptando apuestas sobre la fecha, el sexo y el nombre del bebé, con Diana [el nombre de la madre de William y Harry que murió trágicamente en un accidente automovilístico en 1997 en París] como gran favorito.

Y las apuestas "de última hora" recaen ahora en que sea niño, señaló Jessica Bridge, portavoz de Ladbrokes.

El bebé que genera un sinfín de preguntas

Ante la opacidad que rodea al inminente nacimiento del bebé de los duques de Sussex, los tabloides británicos cuestionan ese secretismo que, por lo pronto, les privará del tradicional "posado" de Harry y Meghan con su recién nacido.

¿Nacerá en casa o en el hospital? o, incluso, ¿ha nacido ya?, son algunas de las numerosas incógnitas que se plantean a diario periodistas y ciudadanos sobre la "misteriosa" próxima llegada del nuevo retoño real, prevista ya para cualquier momento.

En un país donde la prensa sensacionalista encuentra todo un filón entre los miembros de la realeza, indigna la información a cuentagotas que se filtra sobre el que será el nuevo bisnieto de Isabel II, y séptimo en la línea sucesoria.

¿Qué dice el palacio de Kensington?

Una portavoz del palacio de Kensington aseguró este viernes a Efe que no hay "nada nuevo" en relación con el apodado (por los medios nacionales) "baby Sussex" y recordó que la planificación del evento "es privada".

Pero lo que más escuece entre la prensa gráfica es la firme decisión de los duques de saltarse un paso que se daba por hecho: la consabida fotografía de los padres con el recién nacido a las puertas del hospital. Algo que Catalina hizo religiosamente con cada uno de sus tres retoños, Jorge, Carlota y Luis.

Según fuentes citadas por el sensacionalista "The Sun" -el diario de mayor tirada del Reino Unido-, prescindir del sacrosanto posado podría deberse a los "nervios" de la duquesa ante el que será su primer parto, con lo que el matrimonio ha tratado de minimizar factores de estrés.

El palacio de Kensington avanza además que, en lugar de esa tradicional instantánea, tomada ante decenas de "paparazzi" y cámaras de televisión de todo el mundo presumiblemente pocas horas después de que la madre haya dado a luz, "los duques participarán, días después del nacimiento, en un 'photocall' con el bebé".

Por supuesto, el lugar en que se tomarán esas esperadas imágenes "todavía está por confirmar", según agregó esa fuente oficial.

Quizá la saturación mediática del "brexit" ha podido contribuir a la impaciencia ciudadana por deglutir todo tipo de información -veraz o no- sobre este bebé, del que tampoco se conoce ni el sexo ni qué nombres barajan sus padres.

Desde el principio de su relación, la pareja siempre ha querido desmarcarse de la tradición o los convencionalismos arraigados en el protocolo monárquico.

Sí se sabe ya que será muy improbable que el bebé reciba el título de "Su Alteza Real", tal y como lo tienen sus primos, los hijos de los duques de Cambridge, aunque en estos casos es la reina de Inglaterra la que tendría la última palabra.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines