Lo más visto

Óscar Panameño, "el niño de los trenes"

La escritora Isabel Barrientos y la ilustradora Laura Mendoza unieron sus talentos para la realización del libro "El niño de los trenes", inspirado en la autobiografía de Don Óscar Panameño. Un libro para motivar a niños a luchar por sus anhelos.

Enlace copiado
Óscar Panameño (de saco café, al centro)   fue acompañado por su familia durante el lanzamiento del libro dedicado a él.

Óscar Panameño (de saco café, al centro) fue acompañado por su familia durante el lanzamiento del libro dedicado a él.

Enlace copiado

Dos talentosas mujeres salvadoreñas conjugaron sus virtudes de cuentista e ilustradora, respectivamente, y tomaron como punto de encuentro para mostrar estas virtudes la autobiografía de un hombre empresario sensible y ejemplar, logrando producir una obra literaria escrita e ilustrada para niños, que merece destacarse y conocerse.

Se trata del libro infantil "El niño de los trenes", a cuya presentación asistimos la semana pasada, un libro producido por la creatividad y el talento femenino salvadoreño: de la escritora Isabel Barrientos y de la ilustradora de reconocimiento internacional Laura Mendoza.

Óscar Panameño es el protagonista del libro “El niño de los trenes”.

Este es el primer libro de la colección "Vidas fascinantes" y sus autoras lo realizaron basándose en el texto "Escalera de la vida", una autobiografía del empresario salvadoreño Óscar Panameño, presidente de la reconocida empresa Torogoz.

Este libro nace de la inquietud de la escritora de cuentos infantiles Isabel Barrientos, quien cuenta con una excelente hoja de vida como docente, psicóloga y bibliotecaria, además de ser la fundadora y presidenta de la Gremial de Escritores de Literatura Infanto-Juvenil Salvadoreña.

La idea comienza cuando Isabel vio en Internet el libro autobiográfico de Óscar Panameño en su tercera edición titulado "Escalera de la vida" (impreso en 2007) y que le sirvió de inspiración para iniciar la colección "Vidas fascinantes".

Con esta inspiración, Isabel ubica a la familia Panameño y les plantea la idea del libro. Así comenzó a generarse el proyecto que alcanzó un poco más de un año concluirlo y verlo impreso.

Isabel ya había desarrollado anteriormente dos colecciones de cuentos: "Aves fascinantes" y "Árboles fascinantes".

Amistades comunes llevaron a unir a esta idea a la ilustradora y diseñadora Laura Mendoza, de brillante currículo, con estudios en el país, Nueva York y Londres. Con capacidad de inventar personajes y sus historias, de imprimir a sus ilustraciones vivencias, visiones y matices con los que ha desarrollado diversidad de proyectos. Sus trabajos han sido expuestos en Estados Unidos, España, Corea, Brasil, Inglaterra y Londres.

Isabel Barrientos (izquierda) y Laura Mendoza (derecha), cuentista e ilustradora del libro respectivamente, posan junto a Óscar Panameño.

El libro cuenta la vida de Óscar Panameño que en su niñez fue cautivado por los ferrocarriles, producto de las carencias y las tristezas de un hogar en pobreza, situación que nunca lo desanimó, sino por el contrario, fue el combustible que lo impulsó a emprender un viaje sin retorno por el camino del esfuerzo y de la dedicación, trazándose una ruta sin escalas hacia la superación.

La estructura literaria y las ilustraciones están combinadas en una forma pedagógica que seguro atraerá a los niños, y con una lectura conducida y explicada será motivacional y atractiva.

Óscar Panameño es una leyenda a quien su niñez humilde le enseñó la fórmula del éxito y lo llevó a convertirse en una persona de bien, un profesional creativo, un empresario, un hombre de familia, cuya vida es un ejemplo de cómo alcanzar los sueños.

A la presentación asistieron numerosas personalidades y amistades de Óscar, que lo acompañaron en este acto de mucha emotividad y donde él agradeció a Isabel, a Laura, a su familia y amigos, concluyendo con una invitación al desayuno llamando a Chente Gómez, conductor, y a Salvador Reina, maquinista de su época de "niño de trenes", a que se pusiera en marcha. El sonido ambiental incluyó el pito característico de un tren que nos recordó también nuestra niñez.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines