Platos clásicos en el menú de la boda real del año

El menú del banquete que disfrutarán los invitados a la boda de Enrique y Meghan Markle será elaborado con productos de temporada y varios de estos de fincas de la reina Isabel II.
Enlace copiado
Platos clásicos en el menú de la boda real del año

Platos clásicos en el menú de la boda real del año

Enlace copiado

El menú de la boda real más esperada del año consistirá en platos clásicos preparados con productos de la temporada, algunos procedentes de las fincas de la reina Isabel II, según el jefe de cocina del castillo de Windsor, Mark Flanagan.

Cuando faltan tres días para el enlace del nieto de la soberana británica, el príncipe Enrique, y su prometida, la estadounidense y exestrella de la serie de televisión “Suits”, Meghan Markle, Flanagan reveló a los medios algunos detalles del menú, que consistirá en canapés y comida servida en pequeños cuencos, que disfrutarán los 600 invitados.

El menú, que los cocineros de Windsor empezaron a preparar esta semana, fue probado y seleccionado por los novios, según el cocinero real, que no ha querido revelar el contenido de estos platos.

Según explicó, los canapés, que serán principalmente agridulces, están pensados para comer en dos bocados y los cuencos se disfrutarán mientras los invitados permanecen de pie en el majestuoso salón de San Jorge, del castillo de Windsor.

Esta recepción será ofrecida por la reina Isabel II, mientras que por la noche habrá una cena privada para 200 invitados, ofrecida por el príncipe Carlos, padre del novio, en la mansión Frogmore House.

Elaboran pastel de boda

La repostera encargada del pastel de limón y flor de saúco para la boda real, a celebrarse el próximo sábado 19, Claire Ptak, ya comenzó con la elaboración, según anunció a través de las redes sociales.

Ptak, que gestiona la pastelería “Violet” en el barrio de Hackney, en Londres, subió una imagen a su Instagram en la que se ven seis cajas de limones, del proveedor británico Natoora, junto al texto: “Y así comienza” (“And so it begins”, en inglés).

El pastel será cubierto con crema de mantequilla y decorado con flores frescas, en una elección con la petición de los novios de plasmar “los brillantes sabores de la primavera”, según un portavoz del palacio de Kensington, residencia del nieto de la reina. El pastel, orgánico y más ligero que un tradicional de fruta, se prepara previo al enlace para conservar su frescura.

Mark Flanagan, jefe de cocina del castillo de Windsor, y un grupo de chefs prepararán los platillos clásicos del banquete de la boda real.

Lee también

Comentarios