Lo más visto

Amazon echo vs Google Home, ¿cuál es el mejor asistente virtual?

El Echo y Alexa nacen de la necesidad de Amazon de crear nuevos espacios de conveniencia.
Enlace copiado
El Echo y Alexa nacen de la necesidad de Amazon de crear nuevos espacios de conveniencia.

El Echo y Alexa nacen de la necesidad de Amazon de crear nuevos espacios de conveniencia.

Enlace copiado

En junio de 2015 Amazon revolucionó el mundo de la tecnología con su producto Amazon Echo, un parlante inteligente con interfaz de audio que introdujo también al asistente virtual Alexa. Lo que más sorprendió fue cómo Amazon le ganó la carrera a Google y Apple. El Echo pasó años dentro de Amazon Labs126, la compañía propiedad de Amazon encargada de investigación y desarrollo. Es la responsable de éxitos como los lectores Kindle y Amazon Echo.

El Echo y Alexa nacen de la necesidad de Amazon de crear nuevos canales de compra y espacios de conveniencia para que el usuario pueda ordenar más y consumir en su tienda. El Echo fue el primer parlante inteligente y la interfaz de Alexa, un asistente virtual. Hoy día existe toda una familia de parlantes de la familia Echo y Amazon ha creado otras interfaces para acceder a los servicios de Alexa como la app de Amazon Music, por ejemplo. Google, en respuesta al Echo, libera su parlante inteligente en mayo de 2016. Le llama a su asistente virtual Google Home.

Apple liberó su parlante inteligente Home Pod en febrero de este año con limitado éxito, por lo tanto la batalla se libra entre Amazon y Google en estos momentos. La primera función, y la más natural de un asistente virtual, es responder a comandos y preguntas como el clima, noticias, eventos o preguntas generales como cuál es la capital de un país, cuándo murió una celebridad, responder a operaciones matemáticas, etcétera.

Es importante notar que ambas compañías utilizan enfoques diferentes para nutrir sus plataformas. Google continuamente incorpora funcionalidades inmediatamente a disposición de los usuarios y Amazon opta por permitir que terceros desarrolladores utilicen su plataforma y publiquen pequeños programas llamados “Skills”. En este aspecto, Google ofrece una funcionalidad mucho más amplia, inteligente dado su linaje de buscador y fortalezas en AI. Amazon por otro lado dado su mayor tiempo en el mercado tiene funcionalidades más simples pero prácticas para el usuario común.

Otra de las funcionalidades a destacar es la de controlador de dispositivos de automatización del hogar como focos inteligentes, termostatos, televisores, aparatos de sonido, chapas electrónicas, cámaras de seguridad, etcétera. Los diferentes productores de estos equipos como Philips, Samsung, GE, SONOS, DENON, han creado “Skills” para poder controlar sus dispositivos con comandos de voz a Alexa. Amazon tiene mucho terreno recorrido y muchas más marcas que lo soportan. Google Home ya tiene algunas marcas importantes como Philips que son compatibles, pero su plataforma en el tema de automatización del hogar aún está en desarrollo.

Dado que la interfaz de esta nueva categoría de productos fue la de un parlante inteligente, evidentemente la música juega un rol importante en las funcionalidades que el usuario valora. Sin embargo, sin entrar en las capacidades y calidad del sonido que variarán del modelo y tamaño que se ha seleccionado. La experiencia viene condicionada con los servicios que ya se está suscrito. Por ejemplo, si se es suscriptor solo de Spotify ambos parlantes son buenas opciones. Si se es suscriptor del ecosistema de Google con Google Music y YouTube la selección natural entonces es Google Home. Por le contrario si se es un Prime Member, se paga adicionalmente por Amazon Music el Echo es la solución idónea.

Se estima que existen en EUA alrededor de 39 millones de usuarios de parlantes inteligentes y Amazon tiene con su familia Echo más del 
60 % del mercado. Aunque todos coinciden en que por ser el primero lleva una ventaja, hay dos elementos fundamentales para su éxito. El primero es que las funcionalidades de los asistentes virtuales son muchas y variadas, pero para ser francos la mayoría son irrelevantes para el usuario común que no necesita tareas sofisticadas a diario. Lo que se necesita es practicidad y simpleza y Amazon lo tiene. Finalmente, el segundo factor son los servicios atados o adicionales si se es un usuario Prime de Amazon. En oferta se puede obtener un Echo Dot en $29. Por este valor si ya se tiene algún servicio de Amazon, la decisión al menos de experimentar con Alexa se hace casi obligatoria.
 

Lee también

Comentarios