Lo más visto

¿Cómo comprar en línea sin que tus datos terminen en "el mercado negro"?

El robo de información es uno de los peligros a los que se exponen los compradores en línea, por lo que es importante protegerse y tomar precauciones para realizar transacciones seguras.

Enlace copiado
El robo de información es uno de los peligros a los que se exponen los compradores en línea. Foto/Archivo

El robo de información es uno de los peligros a los que se exponen los compradores en línea. Foto/Archivo

Enlace copiado

El comercio electrónico va en aumento y cada vez hay más personas que utilizan internet para realizar compras, pero junto a esto se presenta la amenaza de los atacantes que buscan robar la información de los usuarios, advierte el Security Researcher y vocero de ESET Latinoamérica, Miguel Ángel Mendoza.

"¿Por qué? Por una sencilla razón: toda esa información se vende en el mercado negro, ellos (los atacantes) por supuesto que la ofertan (y) hay quien la demanda", asegura.
Además, Mendoza señala que el robo de información puede venir seguida de "nuevos tipos de amenazas que ya no solamente están en el ámbito de internet sino que ya trascienden en el ámbito físico y podemos encontrar casos específicos de extorsiones, fraudes y robo de identidad".

"Toda esa información que se roban cuando un usuario compra en línea, se utiliza. Por ejemplo, los número de tarjetas de crédito se venden en el mercado negro. Hay quien los compra y los utiliza para fines maliciosos", advierte.

Mendoza explica que "cuando un usuario accede a internet, pone su número de tarjeta de crédito, su contraseña y su cuenta" hay "malware que captura esa información y se la envía a un atacante para crear esas grandes bases de datos que después se comercializan".
Además, también existe la posibilidad de que un usuario entre a un sitio falso e introduzca sus datos, los cuales serán extraídos y robados.

¿Cómo evitarlo?

"En primer lugar, algo muy importante es que cuando nosotros vayamos a hacer compras en internet verifiquemos el sitio al cual estamos accediendo", dice Mendoza.

En forma sencilla esto incluye:

- Ver que la URL " sea realmente la página a la cual queremos acceder nosotros".

- Verificar que el sitio web utilice un protocolo seguro. "En este caso, que utilice HTTPS, lo que significa que la información viaja cifrada".

- Verificar que el certificado de seguridad "realmente corresponda al sitio que estamos accediendo". Esto se verifica haciendo clic en el botón "Secure" que aparece antes de la dirección, en el cual se debe ver un candado color verde.

Además, hay tecnología de seguridad que advierte a los usuarios cuando existe una amenaza latente que busca robar la información, según el experto de ESET. De hecho, esta compañía ofrece este tipo de herramienta.

"Hay que pensar que alguien va a querer robarnos nuestra información, principalmente por el phishing pero puede ser por malware u otras amenazas que van a utilizar nuestros recursos. Entonces lo más importante es verificar que estamos accediendo al sitio que nosotros queremos y contar con esta tecnología de seguridad que va a ayudarnos a que de manera automática se puedan detectar otras amenazas", concluye.

Tags:

  • Compras en línea
  • ESET
  • Comercio electrónico

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines