Lo más visto

Más de Techlife

Deportistas son quienes más le sacan trote a las pulseras inteligentes

A diferencia de los relojes inteligentes, las pulseras o bandas no tienen sistema operativo, pero su batería dura más, son más resistentes y baratas e incluyen una serie de sensores para medir la actividad física.
Enlace copiado
Enlace copiado
En su equipamiento para correr, tan importante como sus zapatillas es una pulsera inteligente que le entrega valiosa información acerca de sus avances. Su dispositivo es un TomTom Runner Cardio que, según explica, eligió por su comodidad y diseño.

"No necesita una banda en el pecho para medir el ritmo cardíaco, y eso para las mujeres es importante. Durante el entrenamiento puedes visualizar tiempo, velocidad, frecuencia cardíaca y calorías. Otro detalle es que no tiene pantalla táctil y eso me gusta porque funcionan mal con las manos sudadas. Además, su batería dura dos semanas", cuenta. Eso sí, le gustaría poder escuchar música desde su pulsera, "pero eso es algo que tiene el modelo más actual, el mío ya está viejito".

De nicho

En 2013 recién se comenzaba a hablar de los wearable devices o dispositivos ponibles. El primer aparato de este tipo fue el reloj inteligente Peble. En estos tres años casi todos los actores importantes de la tecnología han sacado sus propios relojes o pulseras inteligentes, pero solo algunos pocos tuvieron éxito.

"En nuestros análisis hemos visto cómo los wearables se han desarrollado para la muñeca, también como anteojos, cintillos y para la oreja. Pero la industria ha decantado por pulseras: son menos invasivas y más cómodas", dice Cristián Peña, analista de IDC Chile, empresa de inteligencia de mercado de tecnologías de la información, telecomunicaciones y tecnología de consumo.


Según Peña, muchos actores han querido estar en este mercado. Si en un principio eran marcas desconocidas, pronto llegaron las empresas tecnológicas (Samsung, Sony, Apple, Motorola, Huawei, LG, Xiaomi, entre otras), pero también se han sumado otras que vienen del mundo del deporte (Nike o Adidas) o de los GPS (Garmin o TomTom). Este año, incluso, han aparecido modelos de empresas con una tradición relojera. Sin embargo, uno de los actores más importantes es Fitbit, que solo fabrica este tipo de dispositivos.

El mercado y los usuarios han provocado que se generen dos divisiones: por una parte, los relojes inteligentes que tienen sistema operativo y, por otra, las pulseras inteligentes para deportistas, que pueden o no tener pantalla y ser usadas, además, como relojes. Según Cristián Peña, las pulseras son más masivas, porque su precio es menor y tienen un nicho bien definido.


Los precios de las pulseras varían entre los $30 mil y los $200 mil, mientras que los relojes inteligentes llegan a $350 mil.

Las primeras, según el modelo, tienen distintos sensores. Las más básicas cuentan los pasos o miden la distancia recorrida. De a poco se les ha incorporado el GPS para medir con precisión el trayecto recorrido, un sensor de pulsaciones o ritmo cardíaco, un sistema de monitoreo del sueño (como el de las pulseras de la marca Fitbit o el Withings Activité Pop).

Las más avanzadas incluyen también un barómetro, que se utiliza para medir altitud, función útil para ciclistas o escaladores, por ejemplo.

Una característica importante es la resistencia al agua, por lo que algunas se pueden usar para nadar. Otras incluyen también la posibilidad de escuchar música, sincronizando con audífonos inalámbricos.


Al momento de seleccionar una pulsera, una de las características más importantes para los usuarios es el tiempo de duración de la batería. Hay desde modelos cuya carga dura una jornada, hasta aquellos que usan pila de reloj, por lo que su duración es de alrededor de un año, como la Garmin VivoFit.

En Chile se han vendido 850 mil unidades de estos ponibles (entre relojes y pulseras) y este año se espera que lleguen a un millón, según cifras de IDC. La cifra se disparará en 2017 a un millón 800 mil, "principalmente, por el anuncio del Gobierno de que la Junaeb entregará 130 mil pulseras inteligentes a los escolares, con el objetivo de combatir la obesidad infantil", cuenta Peña.

Tags:

  • weareables
  • tecnología
  • pulseras inteligentes

Lee también

Comentarios