Lo más visto

Más de Techlife

Edge Computing

Durante más de 50 años hemos podido presenciar la evolución de la infraestructura de cómputo y la multiplicación de sus capacidades. Desde los sistemas Mainframe de IBM en los años sesenta hasta la nube de hoy pocos reconocen las escalas y dimensiones de lo que ahora podemos realizar.

Enlace copiado
Edge Computing

Edge Computing

Enlace copiado

Para poner en contexto, la computadora de guía de la misión del Apollo 11 que llegó a la luna tenía solo 64 Kb de memoria. Un celular de $40 contiene ahora 512 MB de memoria. Las comunicaciones por otro lado han tenido igual evolución desde la invención de internet, la explosión de las comunicaciones móviles y próximamente las comunicaciones en 5G que promete velocidades de hasta 10 Gbps lo que implicaría video de alta definición instantáneo.

Por otro lado, el Internet de las Cosas implica una demanda creciente en las comunicaciones, infraestructura y seguridad. Esta carga y proyección de crecimiento ha obligado a revisar las tecnologías actuales y proponer la siguiente revolución en infraestructura y procesamiento. La siguiente revolución se conoce como MEC, Multi Access Edge Computing por sus siglas en inglés. El concepto básico de Edge Computing, en castellano Computación de borde o perimetral, es el de una arquitectura de TI distribuida con capacidades de procesamiento en el dispositivo y en un servidor "cercano" al dispositivo, maximizando de esta forma la computación móvil e Internet de las Cosas (IoT). En la computación perimetral, ciertas funciones son procesadas en el perímetro, en lugar de ser transmitidas todas a un centro de datos en la nube.

La idea de MEC es acercar los recursos de cómputo y almacenamiento al consumidor o usuario final. Sería una evolución de la nube. De hecho, algunos le llaman nube perimetral. ¿Qué se ganaría con MEC? La entrega de contenido y la experiencia del usuario al reducir la ruta entre el dispositivo y el lugar donde se almacena y procesa la información que se está accediendo. La latencia sería prácticamente mínima y se aumentaría la eficiencia de la red.

Evidentemente, esto no solo tiene implicaciones tecnológicas, los principales involucrados en estos cambios y en realizar estas inversiones son las compañías de telecomunicaciones, por otro lado, serían proveedores de esta nueva nube perimetral. Es decir, de alguna forma también competirán con Amazon aws, Microsoft Azure, Google Cloud, etcétera. Ciertamente estas compañías y líderes en la nube global ya están evaluando qué cambios deben realizar para no perder el control. En un futuro esto podría significar integraciones verticales en el sector y no sería descabellado pensar en Google o Microsoft comprando una empresa de telecomunicaciones.

La MEC no es una teoría, ya AT&T en septiembre del año pasado anunció que completó el primer proyecto piloto de Edge Computing en Palo Alto, California. AT&T trabajó con la empresa de realidad virtual GridRaster y dijo que el enfoque del proyecto era entender cuantitativamente cómo mejoraba el rendimiento de las redes, la disminución de latencia y cómo esto se traduciría en mejoras en las aplicaciones y en general una mejor experiencia del usuario final.

Como era de esperar, la aplicación de GridRaster mejoró sustancialmente su rendimiento y pudieron identificar que además de la reducción en latencia las mejoras venían de la optimización de la aplicación para una infraestructura MEC. Esto implica decidir qué funciones se dejan a nivel de dispositivo y cuáles a nivel de nube. AT&T anunció la ampliación del piloto para 2019.

Finalmente, no todas las aplicaciones son sujetas a un beneficio en infraestructura MEC, siempre se requerirá procesar cierto tipo de datos a nivel centralizado y dependerá del caso de uso la justificación y necesidad de una MEC.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines