Lo más visto

El “Nostradamus” que “trolleó” a millones de personas

Ha escuchado aquel refrán que dice “no todo lo que brilla es oro”. Bueno, en redes sociales podemos parafrasearlo diciendo que: no todo posteo que brilla es verdad.
Enlace copiado
El “Nostradamus” que “trolleó” a millones de personas

El “Nostradamus” que “trolleó” a millones de personas

El “Nostradamus” que “trolleó” a millones de personas

El “Nostradamus” que “trolleó” a millones de personas

El “Nostradamus” que “trolleó” a millones de personas

El “Nostradamus” que “trolleó” a millones de personas

El “Nostradamus” que “trolleó” a millones de personas

El “Nostradamus” que “trolleó” a millones de personas

El “Nostradamus” que “trolleó” a millones de personas

El “Nostradamus” que “trolleó” a millones de personas

El “Nostradamus” que “trolleó” a millones de personas

El “Nostradamus” que “trolleó” a millones de personas

Enlace copiado
 “Trolear” es un término que define esas situaciones en las que algunas personas, con mucho tiempo libre, se dedican a molestar o crear controversia de forma voluntaria. Cuando se hace con intención negativa, “trolear” se vuelve la actividad por la que se define a los trolls de Internet. Pero cuando se hace no por molestar a nadie en concreto, sino entre amigos o con intención sarcástica hacia personajes o marcas, “trolear” puede generar situaciones y momentos moralmente reprochables, pero también muy divertidos.

Los más comunes, y fáciles de hacer,  son las de informaciones falsas que parecen reales, pero que no lo son, como la de un perro que mide 17 metros de altura, las doce vez que ha muerto en internet el cantante venezolano José Rodríguez ¨el Puma¨, entre otras.

Pero con intensión de ser honesto el problema no son estas informaciones falsas, que las hay por miles, si no aquellos que se las creen, las dan por ciertas, las comentan y las comparten con amigos y familiares. A muchos usuarios de las redes se les olvida que la regla de oro en la internet es: no creas todo lo que ves y contrasta absolutamente todo fuentes confiables antes que lo compartas en tus redes. Pero muchos no lo hacen y se dejan ir con alguna noticia falsa colocada por un trol que pone en evidencia nuestra falta de criterio.

Pero esta actividad no causa daño a nadie, son de mal gusto, eso si. Pero ya es una tendencia que se toma como ¨normal¨ en las redes. Bueno, que hayan dicho que el Puma se murió lo único que hace es que cuando realmente pase a la presencia del Señor nadie lo va a creer, ni siquiera su propia familia. Bueno al menos en las redes, digo.

Pablo: un troleador profesional


El último trol en la larga lista que existen es Pablo Reyes, quien en los últimos dos días recibió el mote del ¨nuevo Nostradamus¨  quien por medio de un post falso ha conseguido que miles de personas se crean que predijo con exactitud hechos que ocurrieron este año.

La troleada inició el domingo cuando alguien reposteó el supuesto estado publicado por Pablo Reyes, quien en diciembre de 2015, hace diversas predicciones, entre ellas la historia del gorila asesinado en un zoo, la muerte del cantante Prince y de Muhammad Ali, que Hillary Clinton sería la primer mujer presidente de EUA, hecho que está aún por verse,  y la masacre de la discoteca de en Miami.



Reyes utilizó la coyuntura de la masacre en Miami para publicar el post que fue un éxito en Facebook  y en un par de horas  fue compartido poco más de 170.000 veces. Muchos cayeron en la artimaña hasta que fue el mismo Pablo Reyes quien reveló la agria realidad cuando se dio cuenta de que su fama era inminente, y posteo en la misma cuenta que con este post  solamente pretendía  llamar la atención de la gente incauta para que este troleo sirva de lección para que todo el mundo se replantee la credibilidad de las cosas que lee y comparte en sus redes antes de que las den por verídicas.

Luego se descubre que el tal Pablo Reyes se dedica profesionalmente a esto del troleo con moraleja ya que trabajaba en una popular web de noticias falsas. De esas que abundan por cientos. "Escribímos artículos de ficción, algunos de ellos llegaron a compartirse hasta 100 millones de veces".

Pero al parecer lo que en verdad sucedió es que incluso en esto del troleo profesional existen normas éticas, y otros ¨colegas¨, usuarios y clientes mostraron su indignación al ver que Reyes había utilizado la coyuntura de la masacre de Miami para lanzar sus post falso, lo que les pareció de mal gusto.  

En su opinión, Reyes considera que si hay que responsabilizar a alguien de este tipo de bromas cibernéticas, no es a quienes las crean o a la plataforma en la que se encuentra, es únicamente a la gente que los difunde.



Pero ¿cómo logro hacer pasar su post como algo que había publicado a inicios del año? la fórmula es tan sencilla como publicar el post con fecha anterior  o editar un  antiguo  posts y dejar que la broma se corra por todo Facebook. Bueno, hasta que usuarios menos crédulos comienzan a indagar y se dan cuenta que  el troleador  únicamente se fue a un  viejo post y lo modificó con los hechos ya ocurridos. Revisan el historial de ediciones y se comprueba la sospecha. La publicación original del 26 de diciembre del 2015 no tiene nada que ver con la tenebrosa "predicción" y aparece que fue reformada el pasado domingo.



Tags:

  • trol
  • facebook
  • redes sociales

Lee también

Comentarios