Lo más visto

El auge de los Audiolibros

La revolución digital acabó o minimizó con varios medios físicos como el CD, revistas, periódicos y lo mismo se esperaba para el formato del libro tradicional por parte de los eBooks o libros electrónicos. Las ventas de los eBooks crecieron exponencialmente desde el 2008 y se esperaba que con ese ritmo superaran las de libros impresos para el 2015. El fin nunca llegó y para el 2015 el mercado de eBooks había dejado de crecer y desde el 2016 está en descenso. El libro tradicional crece sanamente a un 1-2 por ciento anual.

Enlace copiado
El auge de los Audiolibros

El auge de los Audiolibros

Enlace copiado

Las razones de esto son una mezcla de factores tecnológicos y sociales. Los lectores de libros electrónicos sólo suspendieron sus compras en libros físicos, una vez probaron la tecnología reanudaron sus compras de libros tradicionales y ahora consumen ambos medios. El libro de papel también se ha vuelto un objeto de celebración, un objeto nostálgico, pero con la misma utilidad de siempre.

Los audiolibros, sin embargo, antes se vendían en CD, por lo que solo han cambiado de formato digital, pero en un menú de canales más amplio. Hoy en día se puede consumir audiolibros en el celular, tablet, parlantes inteligentes, relojes inteligentes, entre otros. De acuerdo con la Asociación de Editores de Audio el mercado ha crecido 24.5% desde 2017. Estos números marcan el séptimo año consecutivo en que la industria de audiolibros ha experimentado un crecimiento de dos dígitos. El consumo de audio está en auge.

¿Por qué? ¿Qué tiene este formato que lo ha hecho tan deseable? En una palabra "Conveniencia". De acuerdo con una encuesta realizada por Edison Research y Triton Digital el lugar más popular para escuchar audiolibros es el carro. Casi las tres cuartas partes de los encuestados dijeron que escuchaban libros mientras conducían. Del mismo modo las personas que van al gimnasio o salen a correr. La versatilidad del formato permite realizar otras tareas y aprovechar el tiempo que el libro físico no permite.

La pregunta que queda es ¿Escuchar audiolibros es leer?  Para los esnobs de libros que insisten en que leer físicamente es superior, o la única forma de leer, pueden resignarse. Neurocientíficos de la Universidad de Berkeley han confirmado que las partes del cerebro cognitivas y emocionales que se estimulan si una persona escucha palabras o las lee en pape, son las mismas. Los investigadores escanearon los cerebros en las condiciones de escucha y lectura para comparar la actividad cerebral y descubrieron que eran idénticas. También descubrieron que las palabras activaban partes específicas del cerebro dependiendo de si eran visuales, táctiles, numéricas, de ubicación, violentas, mentales, emocionales o sociales.

Existen múltiples opciones para adquirir audiolibros, la selección más amplia la tiene Audible.com, una compañía de Amazon, con una selección aproximada de 180 mil libros. Ofrece 1 libro al mes por $14.95 mensuales, así como descuentos diarios o bien la venta al menudeo. Si ya se tiene un libro electrónico de Kindle, Amazon vende el audiolibro como complemento a precio de descuento y sincroniza su avance sin importar por qué medio se lea. Audiobooks.com es similar con una selección de cien mil títulos. Tanto Apple y Google ofrecen también ventas de audiolibros, aunque son más caros en comparación a los anteriores. Scribd.com es una opción interesante, es el Netflix de los libros, audiolibros y revistas por 8.99 al mes ilimitado, aunque su selección es mucho menor a las de Audible o Audiobooks.

Todo apunta a que el segmento seguirá creciendo por las múltiples ventajas del formato y por la conveniencia de leer más rápido mientras se realizan otras actividades.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines