Lo más visto

Techlife Tecnología

Formas sencillas de acceder a tu smartphone robado o extraviado

Las nuevas tecnologías permiten localizar el dispositivo extraviado o robado, así como borrar datos y cerrar cuentas para que los datos personales y fotografías no queden en manos de extraños. Incluso, se puede activar la cámara del celular para que saque una fotografía.

Enlace copiado
El robo o extravío de los teléfonos celulares es un mal común del que muchos salvadoreños son víctimas diariamente.

El robo o extravío de los teléfonos celulares es un mal común del que muchos salvadoreños son víctimas diariamente.

Enlace copiado

El robo o extravío de los teléfonos celulares es un mal común del que muchos salvadoreños son víctimas diariamente. Puede ocurrir producto de la delincuencia, en los espacios públicos, o bien, por la mala intención de alguna persona en el lugar de estudio o trabajo. Lo importante es que no todo está perdido cuando se es víctima de esto, o al menos, no en su totalidad.

Las nuevas tecnologías permiten tener la posibilidad de localizar el dispositivo, así como de borrar información y cerrar cuentas que no queremos que caigan en manos de terceros. Esto último es sabido por la mayoría, que desde otro equipo cambian sus contraseñas del correo electrónico y redes sociales para evitar que se acceda a su información personal; sin embargo, no es lo único que puede hacerse para proteger la privacidad.

“Hay personas que dicen no tienen nada que ocultar, que por qué les preocuparía su privacidad. En realidad es un derecho que tenemos. Es un riesgo que tenemos si no entendemos cuál es ese derecho, puede tener consecuencias directas para nuestra vida”, advierte Denise Giusto, experta internacional en seguridad informática de ESET, quien recientemente visitó El Salvador.

Para ella, “lo más importante que tenemos que hacer para proteger nuestro teléfono tiene que ver con la prevención; es decir, prever la situación de que nos vayan a robar, o prever la situación de que vayamos a perder el teléfono y prepararnos para eso”.

Hay dos formas de acceder a nuestro smartphone de manera remota, ambas implican que el dispositivo extraviado esté conectado a internet.

1. ANTIVIRUS
En esta opción lo primero es buscar un antivirus e instalarlo en el smartphone. Giusto explica que “la mayor parte de las casas antivirus hoy en día tienen una herramienta que se conoce como ‘anti-theft-, es decir antirrobo”. Bien pueden ser compradas en la playstore o descargadas gratuitamente en la misma, eso sí, hay que tener especial cuidado con estas últimas.

“Hay un montón de aplicaciones gratuitas y muchas de ellas van a decir que son alguna de estas herramientas y capaz que no lo son (...) Hemos visto particularmente para Android un montón de aplicaciones que dicen que son benignas, que están publicadas en la playstore, que en realidad son malwares”, advierte, y añade que estas “lo que hacen es acceder a los permisos del sistema pero para robar información e instalar otro tipo de códigos maliciosos”. Recomienda “siempre fijarse en el desarrollador”, de preferencia elegir uno relacionado a una casa de seguridad y que esté aprobado por Google Play como desarrollador reconocido “porque si no, no tenemos ninguna garantía de lo que estamos instalando”.

Una vez que se ha elegido una app de seguridad, una de las posibilidades es, en caso de robo o extravío, activar una alarma, “ya sea para localizarlo si es que no estás seguro si lo has perdido, o bien para intentar encontrar si la persona que te lo ha robado está cerca tuyo”. Además, hay otro tipo de funciones que van desde “bloquear el teléfono, borrar la información del dispositivo, cambiar el PIN de bloqueo de teléfono”, y todo de forma remota.

“Una vez que te roban, obviamente tendrás que dar de baja todo lo que tiene que ver con el servicio de telefonía para que no se realicen cargos en tu nombre y tener alguna de estas soluciones para tener lo que se conoce como un ‘wipe’ de todos los datos del sistema operativo, o mejor dicho de los datos de usuario que corren sobre el sistema operativo, que es lo que te va a permitir borrar todas las fotos, los videos que tomaste, de modo que nadie más pueda acceder a eso. Sería la restauración de fábrica, pero de manera remota”, explica.

Giusto resalta que “podés ordenarle al teléfono que saque una foto y que te la envíe” y “a lo mejor así de esa manera podés ver quién lo tiene el teléfono, o ver la geolocalización de dónde está ese teléfono para intentar encontrarlo”. “También puede ocurrir que te roben el teléfono, que lo reformateen y que, por tanto, ni el atacante ni vos puedas acceder a esos datos, pero eso ya sería algo menos riesgoso”, expone.

2. POR TU CUENTA DE GOOGLE
La otra posibilidad, más accesible, es a través de la cuenta de Google. Solo necesitas tener una cuenta de Google (con tu correo de Gmail) sincronizada con tu teléfono. Lo puedes verificar viendo en “Ajustes” y “cuentas”, donde te tiene que aparecer Google.

Si tenías esto al momento de extraviar tu teléfono, basta con que este continúe conectado a internet y que accedas desde otro equipo a la página de Android Device Manager, donde te pedirá la contraseña de tu correo para luego permitirte accesar a tu dispositivo de forma remota. Con esto podrás ver la localización, a través de la triangulación por medio de las antenas de telefonía a las que esté conectado el dispositivo. El margen de error de la posición es entre 600 y 800 metros.

Con esto también puedes activar una alarma para hacer sonar tu teléfono independientemente que esté o no con un perfil silencioso, borrar datos de la memoria o bien, sustituir la pantalla de bloqueo tradicional por una con una nueva contraseña que definirás desde la página a la que accediste. También puedes mandar un mensaje con un número de contacto para que quien lo tenga pueda devolvértelo, si existe la posibilidad de que lo hayas extraviado o dejado olvidado en algún lugar. También puedes intentar llamar al teléfono.

Tags:

Lee también

Comentarios