Lo más visto

Inteligencia Artificial como herramienta de trabajo en las empresas: ¿Máquinas en lugar de seres humanos?

La implementación de herramientas como BOTs y plataformas de Inteligencia Artificial en las empresas alrededor del mundo ha abierto el debate de si han llegado para suplantar a los seres humanos o para buscar una forma de trabajo en equipo entre personas y máquinas.

Enlace copiado
Inteligencia Artificial como herramienta de trabajo en las empresas: ¿Máquinas en lugar de seres humanos?

Inteligencia Artificial como herramienta de trabajo en las empresas: ¿Máquinas en lugar de seres humanos?

Enlace copiado

La Inteligencia Artificial es un concepto que, hace algunos años, era una visión de un futuro demasiado lejano, pero que, con el paso de los años, se ha vuelto una realidad. Prueba de ellos es la implementación de la Inteligencia Artificial (IA) a nivel de empresas como una herramienta de interacción con los clientes, algo que parece dejar de lado la relación entre seres humanos y que comienza a privilegiar las ventajas que se obtienen a través de una computadora o de un sistema operativo, en detrimento de lo que un ser humano puede ofrecer.

Un miedo a lo desconocido

Sin embargo, para Vicente Vásquez, cofundador de Turing Challenge, empresa española dedicada al desarrollo de tecnología para uso empresarial, este es un “miedo a lo desconocido”, producto de no saber interpretar lo que realmente significa el uso de la IA en las empresas. “Suena a ciencia ficción pero no lo es. La IA simplemente se forma a partir de datos que pueden ser tabulados, o una imagen o un audio, en fin, todo contenido que puede localizarse en la red. Inteligencia Artificial no es nada más que aprender de todos esos datos”, comenta.

"La gente cree que la IA lo que va a hacer es quitar puestos de trabajo. Lo que va a hacer es que las personas nos encarguemos de hacer cosas de valor y las máquinas cosas repetitivas"

Para Vásquez, el desarrollo de la IA como herramienta para las empresas tuvo una resistencia similar a la idea del almacenaje de datos en los servicios de “nube”, es decir, la capacidad de guardar información en grandes cantidades en un servidor externo y con posibilidades de respaldo y protección de cualquier robo o pérdida.

“Es un poco similar a lo que ha pasado con servicios de nube, siempre ha habido una resistencia. La gente cree que la IA lo que va a hacer es quitar puestos de trabajo. Lo que va a hacer es que las personas nos encarguemos de hacer cosas de valor y las máquinas cosas repetitivas. Ese es el verdadero valor de la IA en función de una empresa”, explica el experto.

Vicente Vásquez, cofundador de Turing Challenge, trajo sus idea sobre Inteligencia Artificial a El Salvador. (Foto: Cortesía)

Pero, ¿cómo empezó todo esto?

Turing Challenge, empresa cofundada por Vásquez, es una de las más importantes en Europa en desarrollo de plataformas IA para empresas. Sin embargo, como bien lo explica Vásquez, el camino no ha sido fácil. “Empezamos haciendo modelos predictivos de mercadeo. Esa fue la herramienta con que iniciamos. Un día se nos ocurrió empezar a hablar de BOT y de máquinas capaces de interactuar con las solicitudes básicas de las personas y nos dimos cuenta que si le hablas a una empresa de un BOT que puede interactuar con un cliente, mientras sus empleados hacen labores menos mecánicas, ahí es dónde se genera el interés”, declaró.

"Es que para contestar un teléfono y darte la misma información 500 veces al día, para eso puedo tener una computadora, mientras una persona analiza datos, crea oportunidades y toma roles más importantes”

La parte más difícil, según Vásquez, fue explicarle a las empresas el valor de las personas, un punto que siempre genera dudas e incertidumbre. “La IA no le quita valor a la persona. El componente humano cobra valor porque se puede reorientar su fuerza y sus capacidades hacia labores más importantes. Es que para contestar un teléfono y darte la misma información 500 veces al día, para eso puedo tener una computadora, mientras una persona analiza datos, crea oportunidades y toma roles más importantes”, señala.

“Tengo un ejemplo en mi familia. Mi hermana es psicóloga y trabaja en Recursos Humanos a nivel internacional. Con ella iniciamos el desarrollo de un BOT para entrevistas de trabajo y encontró el valor de su uso. Ella misma nos decía que se ahorraba todo el proceso básico de una entrevista ya que el BOT detectaba la forma de responder de las personas y, de forma predictiva, le señalaba si valía la pena o no seguir con la entrevista”, agregó, comentando que “ese fue un paso clave para que nos decidiéramos a continuar con esto”.

Vicente Vásquez junto a Douglas Carballo, gerente general de Grupo SEGA. (Foto: Cortesía)

El cerebro de una empresa con visión de futuro

En este aspecto, Douglas Carballo, gerente de Grupo SEGA en El Salvador, agrega que esa utilidad predictiva es el complemento de la utilidad presente de una persona. “El punto aquí es una empresa puede predecir problemas. Hay cosas que, como humanos, mecánicamente no podemos asimilar. Sin embargo, un software puede detectar situaciones que el ojo humano no ve y prevenir desastres que cuesten empleos para una empresa”, explica.

“Es que acá en El Salvador sois voraces. Veis la ventaja y no lo dudáis en ir sobre ello. Es impresionante el hambre de desarrollo que tenéis”

“Estos son modelos analizados. El dato que te puede dar para un mercado te puede servir para un sistema de salud. Actualmente, en El Salvador, este tema se viene manejando empíricamente. Ahora, con la tecnología, podemos afinar este sistema. Uno no sabe cuántas veces ha hablado con una máquina. Uno llama a un restaurante o a una empresa y, sin saberlo, uno está hablando con una computadora que, incluso, llega a presentarse con nombre propio sin que uno lo sepa”, detalló.

Para ambos, la implementación de IA es una demanda colectiva en El Salvador. “Hay empresas de gobiernos, bancos, almacenes, restaurantes, empresas privadas, en fin, hay cientos de empresas que ven la utilidad y, sobretodo, la combinación entre una ventaja de máquina y una potencialización de las personas”, explica Carballo. “Es que acá en El Salvador sois voraces. Veis la ventaja y no lo dudáis en ir sobre ello”, agrega Vásquez.

Una tecnología para todos

"Eso es democratizar la tecnología y hemos llegado al punto en que ahora está para todos y al alcance de todos y no, no hay peligro que una máquina venga y te controle, te diga que hacer o, simplemente, te quite tu empleo”

“Es cierto que hay interés, pero también surge la duda del costo”, comenta Vásquez, señalando que “esto es democrático, es simplemente de acceso total”, añade. “En Europa es mucho más difícil este consenso. Sin embargo, acá en El Salvador se ve la posibilidad de que la tienda de la esquina tenga su propio BOT para ventas en línea y es el mismo sistema que puede tener el almacén más grande un centro comercial”, explica Vásquez.

“Tenemos pruebas avanzadas en El Salvador y es sorprendente la cantidad de empresas pequeñas que han adoptado la IA para el manejo de sus ventas en internet o por teléfono. Eso es democratizar la tecnología y hemos llegado al punto en que ahora está para todos y al alcance de todos y no, no hay peligro que una máquina venga y te controle, te diga que hacer o, simplemente, te quite tu empleo”, comenta Carballo.

Tags:

Lee también

Comentarios