Lo más visto

La gente que deja de revisar Facebook se siente más feliz

Más entusiasmados y satisfechos con su vida se declararon quienes no chequearon su cuenta. Los que se mantuvieron conectados, en cambio, se reportaron más estresados y tristes.
Enlace copiado
Enlace copiado
Un estudio pidió a la mitad de los participantes no revisar su cuenta de Facebook por una semana, mientras que los demás podían hacerlo con la misma frecuencia de siempre. A pesar de tratarse de un tiempo corto, las diferencias entre ambos grupos fueron claras.

Si el grupo de control (los que siguieron usando Facebook) no mostraron casi ninguna variación en su nivel de satisfacción con la vida (pasaron de 7,65 a 7,75 puntos, en una escala donde 10 era el mayor nivel de satisfacción), los que dejaron de revisar su cuenta subieron casi un punto (de 7,56 a 8,12).

Además, en el último día de estudio, los participantes tuvieron que calificar su estado de ánimo. Allí se vio que más de la mitad de los que usaban Facebook (54%) dijeron estar preocupados, mientras que eso solo ocurría en el 41% del otro grupo. Sobre sentirse entusiasmados, la diferencia era de 49%, versus 61%. Cuando se les preguntó si se sentían tristes, el 34% de los que usó Facebook reconoció estar en ese estado, una cifra que solo llegó al 22% entre los que se mantuvieron alejados de la red social.

Asimismo, los que dejaron de usar Facebook estaban más satisfechos con su vida social, decían sentir que no perdían el tiempo y admitían que se concentraban con más facilidad.

La mejor cara

"La gente en Facebook tiene 39% más de probabilidades de sentirse menos feliz que sus amigos", se lee en el estudio.

Y quizás no es raro. Grupos de amigos de vacaciones en la playa, compañeros del trabajo sonriendo en un bar, una guagua que parece sacada de un aviso, parejas enamoradísimas y mascotas perfectas. Ese puede ser el resultado de una mirada rápida a Facebook.

"Las redes sociales son como un canal en el que solo salen buenas noticias, un flujo constante de vidas editadas que distorsionan nuestra imagen de la realidad", agregan los especialistas de The Happiness Research Center.

Y es la presión por sentirse parte de ese mundo exitoso lo que puede generar esa sensación negativa entre los usuarios de la red social. "Un indicador de popularidad social relevante en la actualidad es la cantidad de likes que tuviste o cuántos comentarios. Entonces, uno puede sentirse contento con lo que hace, pero en las redes sociales la gente muestra su mejor cara y eso es una presión constante. Así, es lógico que al salirse de ese sistema comparativo aumente la satisfacción con la vida. Cuando estás fuera de eso, te comparas contigo y lo que es relevante para ti", dice Daniel Halpern, académico de la Facultad de Comunicaciones de la UC y quien lleva años estudiando las redes sociales.

Según Halpern, los resultados de este estudio podrían ampliarse a otras redes sociales: "En los grupos más jóvenes, Instagram tiene más impacto que Facebook, por ejemplo, pero la lógica es la misma".

A Jade Ortiz, ex presidenta de la Sociedad Chilena de Psicología Clínica y académica de la Usach, los resultados de este estudio tampoco le sorprenden. "Me parece lógico, porque una de las necesidades del ser humano es activar el vínculo, y el vínculo tiene una característica central en la relación cara a cara, donde lees al otro y generas empatía. Al conversar cara a cara, parte de tus neuronas activan el sistema límbico, tu neocorteza, y eso activa procesos biológicos de mayor placer. Ningún emoticón va a reemplazar aquello".

Eso sí, Ortiz es clara al afirmar que las redes sociales en sí no son malas, pero es clave saber limitar su uso. "En las redes sociales puedes reencontrarte con personas, entretenerte, pero no puedes reemplazar tu vida social".

Tags:

  • social media
  • redes sociales
  • facebook
  • felicidad
  • estrés

Lee también

Comentarios